Lanzar una actividad de tiempo libre

Una de las herramientas fundamentales para el tiempo libre son las actividades.

Definimos actividad de tiempo libre como todo aquello que se da entre un lanzamiento y una evaluación, pudiendo ser ambos extremos más escuetos o extensos en cuanto a tiempo se refiere.

Pero así como no podemos hablar de actividad cuando nos referimos a algo que no está sujeto a reglas o a algún tipo de mediación, ya sea directa o indirecta, no podemos hablar en tiempo libre de actividades sin esas características inicial y final, como son el lanzamiento y la evaluación.

Y en cuanto a la de inicio, ¿qué significa exactamente lanzar una actividad de tiempo libre?

No sabría citar de dónde viene, porque es un término que he conocido siempre en mi experiencia (al igual que la definición anterior de actividad), pero sí puedo dar una definición a mi entender.

Lanzar es un verbo que hace referencia al momento previo de la actividad de tiempo libre, y que implica realmente tres acciones:

  • Explicar la actividad.
  • Asegurarse de que todo el mundo la ha entendido.
  • Y darle comienzo.

Parecen tres acciones de lo más evidentes, pero las remarco porque, a su vez, implican cuestiones muy concretas:

  • Explicar es comunicar muy claramente:
    Yo utilizo el método SODA para seguir un orden a la hora de explicar un juego. Seguir un orden es vital, o tardarás el doble en poder explicarlo, o nadie se enterará de nada.
    Además, nada puede quedarse a la libre interpretación, porque la actividad pierde su sentido y, por lo tanto, sus objetivos.
    También sonará evidente, pero es uno de los principales puntos de error a la hora de lanzar actividades de tiempo libre, que si no conoces bien la actividad, no puedes lanzarla.
    Tener lagunas sobre cómo funciona esta te impedirá mediarla, pero además, no podrás explicarla de una forma clara y comprensible.
     
  • Una vez que la actividad arranca, no hay vuelta atrás. Si tiene que haberla, debes reiniciar la actividad, pero no puedes incluir variaciones o adaptaciones a una actividad sin haberla reiniciado por completo. De ahí la importancia de esta punto del lanzamiento de una actividad de tiempo libre. 
  • Y darle comienzo es igual a que ya está todo preparado. Si no tienes los recursos para la actividad, no comiences su lanzamiento. Si tienes dudas o no has revisado el marco de la actividad, no la lances.
    El lanzamiento, así como cualquier
    actividad de tiempo libre, ha de ser algo fluido, que fluya.
    Además, unas de las reglas fundamentales que debes comunicar para toda actividad de tiempo libre son cuándo empieza la actividad y cómo (si es mediante una señal acústica, por reloj,….), y cuándo acaba y cómo la actividad, y en caso necesario, dónde se acude cuando esta acaba.
    La persona que lance una actividad de tiempo libre, que le de comienzo, además será la referente en cuanto a la mediación última de la misma. Esto quiere decir que debe lanzarla aquel monitor que conozca y domine mejor la actividad, pero también que, si la actividad precisa la mediación del resto de monitores, estos también deberían estar presentes durante el lanzamiento, o al menos durante la parte principal de explicación de normas.

3 comentarios en “Lanzar una actividad de tiempo libre”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s