Comunicación como herramienta

La comunicación es la herramienta que permite que un conjunto de personas pasen de ser una suma de individuos, a ser un grupo conectado. Y existen muchos niveles en dicha conexión: a más alto nivel, más fuerte será el lazo de unión. Lo que rompe un grupo humano no es el conflicto, sino la falta de comunicación. El roce siempre va a existir, porque es el fruto de los distintos puntos de vista, virtud de una colectividad, y de los defectos insalvables (aunque pueden ser pulidos) de cada ser humano. Pero si el roce se acompaña de una carencia comunicativa, comenzamos a romper el grupo. 

La ausencia de comunicación, es ausencia de grupo. 

Para el trabajo como monitor de tiempo libre, en cuanto a las herramientas a utilizar, dentro de las que siempre suelo explicar como fundamentales como son las actividades y los sentidos, está también la comunicación. Como dinámica visual suelo utilizar una cuerda que sostienen entre dos, de tal manera que mientras la cuerda esté tirante, como en el teléfono hecho con vasos de yougurt, existe comunicación, y para ello hay que saber cuando tirar o soltar: esto es la asertividad

Es más, también explico, principalmente para monitores que se van a enfrentar a una actividad que requiera muchas tareas al mismo tiempo, como por ejemplo, atender un punto en un circuito multiaventura, que la única forma de poder hacerlo es utilizando la voz como si de un brazo, o una mano, se tratase. La única forma de poder estar, por ejemplo, colocando arneses en un punto, o asegurando una escalada, o algo por el estilo que te requiere estar en un sitio o con las manos ocupadas, y a la vez puedas estar manteniendo a un grupo de participantes sentados, entretenidos, atentos a ti o a la actividad, o parado en un punto del que no debe avanzar para el buen desarrollo de la misma, es utilizando tu voz, tu lenguaje. Comunicándose. 

Y comunicar es enviar y recibir. Es la diferencia entre informar, que es unidireccional, y comunicar. Como monitores de tiempo libre o como docentes, trabajamos en un entorno del que debemos recolectar estímulos para interpretarlos y ajustar continuamente nuestra acción en base a estos. Debemos recibir una continua retroalimentación de lo que decimos, para completar lo que decimos. 

Dominar la forma de comunicarse con un grupo es vital, y entrenarse en ello, una garantía de mejora segura en tus acciones.

En estos días de campamento en una L2 para mi, y aunque me he podido defender tratando de hacerlo lo mejor posible, no cabe duda de que en ciertos momentos me he encontrado totalmente cojo, como si me faltase literalmente una herramienta, como pueda ser un martillo a un carpintero. Y no sólo hablamos de la rapidez de respuesta sino también de conocer términos claves para momentos claves, y por supuesto la facilidad de captar un feedback real con el que, como decía más arriba, modificar tu acción. Seguiré compartiendo más entradas sobre esta experiencia, sus actividades y sus particularidades. 

La comunicación nos permite una de las cosas más importantes en el trabajo con personas, ya sean niños, jóvenes o adultos: la creación del vínculo. Un vínculo que conlleva todo lo que se necesita para esta acción: cercanía para solventar los roces, claridad y asertividad para resolver los conflictos, flexibilidad para adaptarte en todo momento en base a tus actividades y, por supuesto, es la forma de transmitir estas mismas, las cuales te permiten gestionar el grupo, cualquier grupo.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s