Dinámica de grupo para un colegio

Dinámica de grupo Los refugiados….

Esta actividad es una dinámica de grupo para colegios, en la cual descubriremos una realidad a partir de una metáfora que realizaremos con una serie de reglas establecidas, pero que se dispondrá mediante una mediación semi indirecta, ya que buscamos precisamente un caos controlado que provoque una mejor reflexión posterior y similitud con la realidad representada.

Por lo tanto, como toda actividad comenzaremos sentando las bases de cómo vamos a funcionar, y terminaremos con una reflexión por grupos donde los participantes comentarán cómo se han sentido (cada cuál según su rol), qué opinan sobre cómo se ha desarrollado todo, cómo ven la realidad que han representado (los refugiados) y qué pueden hacer ellos ante esta realidad, o en su día a día más cercano.

EL INICIO

Reunimos a todos los participantes (para esta actividad serán 200 por defecto) en una sala amplia. Aquí se le dan dos únicas normas antes de comenzar:

  • Vamos a hacer una actividad. En esta, vais a tener la oportunidad de conseguir un “pack”, es decir, un papelito/cartulina (pequeño recorte cuadrado en el que están los dibujos o palabras de “trabajo, comida, techo”) que será vuestro “Pack de ciudadano” sin el cual, no podéis completar esta actividad. Al final de la actividad debéis tener al menos uno de esos packs en la mano.
  • Es importante que escuchéis y colaboréis con los profesores y monitores en todo lo que os digan, en todo momento. Ellos serán “la policía fronteriza” a la que hay que obedecer sí o sí, y es importante hacerlo porque somos muchos en movimiento, y si no sería todo un caos.

A partir de aquí separaremos a los participantes en 4 roles, que tendrán un objetivo concreto. Recordar que los profesores deberán ser, en principio, meros espectadores, es decir: controlamos la dinámica para que todo fluya como aquí se refleja, pero las soluciones se dejan a criterio de los participantes, esta libertad permitirá que salgan conclusiones muy interesantes para la reflexión final de esta dinámica de grupo.

PREPARACIÓN Y ROLES

  1. Grupo A: La ONU
    La puerta se abrirá, saldrán 20 participantes aleatoriamente, y volveremos a cerrar las puertas.
    Estos 20 serán los dirigentes de los países desarrollados (la ONU). Se les reúne en una sala amplia y se les da 5 packs a cada uno.
    A ellos se les explica la dinámica que se está desarrollando.
    Su objetivo es crear una hoja de ruta para solucionarlo todo: deben repartir a todos sus compañeros en los distintos lugares posibles a los que pueden mandarlos, elaborar hojas informativas explicando esto mismo y llevarlas al resto de grupos.
    Sí es importante: no pueden salir del espacio en el que se encuentran sin un visado diplomático. Estos visados permiten controlar que solo haya 2 o tres de estos participantes fuera de su sala cada vez, y no más de un tiempo determinado.
  2. Grupo B: Los países:
    La puerta se abrirá, saldrán 30 participantes aleatoriamente, y volveremos a cerrar las puertas.
    A estos los separamos en 6 grupos de 5, e irán a 6 espacios diferentes (las clases) que representarán 6 países desarrollados.
    Dentro de la clase habrá un número determinado de packs: en algunos países puede haber 5, en otros 8, 12, 20,… incluso en otro, 4.
    Ellos estarán siempre dentro de la clase, salvo uno o dos de ellos que se colocarán en la puerta, en la frontera.
    Todo el que forme parte de un país, también a quien acepten nuevo que venga de otro grupo, deberá aprender algo que los que están en esa clase, en ese país, les enseñe, como una canción o baile que representaría las costumbres del país. En cualquier momento el árbitro puede pedir al país que desarrollen ese bailecillo, o canción o cuento, todos a la vez, y si alguien no lo hace igual (no ha asimilado las costumbres), se le quitará inmediatamente el pack, pasando a ser del grupo D.
    El árbitro que esté con ellos les dará una orden a cada país, y cada cierto tiempo se pasará para comprobar que se está cumpliendo (esta norma en concreto, en la versión de campamento, con tan solo 50 participantes, quedó fuera):
    – A algunos les puede decir que no acepten a nadie. Si lo hacen, el árbitro podrá quitarle el pack a los que estén en la puerta, que pasarán a ser del grupo D.
    – A otros les puede decir que solo acepten a los que tengan en la lista, y darle una lista con algunos nombres de participantes concretos.
    – Por último a otros puede no decírseles nada, y aceptar refugiados será algo a su criterio.
    Pero cuando el árbitro pase por el país, todo el que no tenga un pack, va fuera.
    Podría realizarse de manera opcional otorgar visados diplomáticos a alguno de los que están en cada país.
  3. Grupo C: El otro campo de refugiado, o los olvidados.
    La puerta se abrirá, saldrán 50 participantes aleatoriamente, y volveremos a cerrar las puertas.
    Estos irán a una habitación amplia: entran, se cierra la puerta, y no se les explica nada más, ni se les da ningún pack. O se les puede decir: “ahora viene alguien y os explica qué tenéis que hacer”.
    Estos refugiados están esperando no saben qué, algo que será un buen punto de reflexión posterior.
    Aunque se les puede dejar así todo el juego, aunque ellos nunca abran la puerta por sí mismos, también si estos participantes no hacen nada, puede entrar el árbitro para explicarles que son refugiados y que tienen dos opciones: salir a buscarse la vida (por orden y turnos) o esperar en esa habitación ya que están elaborando una hoja de ruta para ellos.
    Lo cierto es que los del grupo A muy seguramente no se acuerden de ellos, y traten de ubicar primero a los del grupo D.
    Desde el momento en que deciden salir, se convierten en más del grupo D, y actúan como los de este grupo.
  4. Grupo D: Los refugiados.
    Por último, la puerta no se abrirá.
    A los cien restantes se les explica que son refugiados, y que tendrán que buscarse la vida para acabar la dinámica con un pack. Se les explica todo el mapa de juego.
    A partir de ahí, cada cierto tiempo se dejará salir a 5 refugiados, que tendrán cinco minutos para, o bien encontrar un país que les acoja, o bien volver al punto de partida. Si se pasan de tiempo, no podrán volver a salir nunca más. Estos llevarán un Visado de refugiado, es decir, una hojita en la que diga que son refugiados, y el tiempo al que tienen que volver a la zona D.
    Si aparecen los del grupo A con medidas deberán oírles. Estos pueden pedirles que se enumeren, que hagan una lista con todos sus nombres, que se ordenen de alguna forma justa para ver a quién salvan primero,…. el árbitro deberá dejar que intenten organizarse como puedan.
    También, opcional, pueden llegar los del grupo B pidiendo que vayan con ellos alguien en concreto, si estos cuentan con visado diplomático.
    En algún momento también el árbitro puede sacar diez packs e intentar repartirlos como pueda, los que consigan su pack deberán salir para encontrar ahora un espacio en el juego, un país que les pueda acoger.
  5. Grupo E: Policía aduanera.
    Encargada de mandar a la Zona D a todo quien no tenga un Pack, o un visado que no haya expirado (salvo los diplomáticos, que se les devuelve a su zona de salida, según sean ONU o países), sin discusión alguna.
    Encargada de comprobar que las normas (especialmente en la Zona B con “los aspectos culturales”) se cumplen, y todo fluye según las posibilidades que la dinámica de grupo permite.
    La policía serán los profesores o los monitores, aunque también cabe la posibilidad de coger a algunos participantes para echar una mano en esta función.

La dinámica parece compleja al inicio, de ahí la importancia de comenzar explicando los tipos de roles que vamos a tener durante la actividad, para hacerse uno una idea y, tras unos recordatorios a modo de resumen general que puedes leer a continuación, es conveniente dar otra pasada de lectura para terminar de entender su funcionamiento.

Recordatorios:

  • A los participantes se les transmite que el objetivo de cada uno de ellos en esta actividad es terminarla con un Pack (trabajo/comida/techo) en la mano.
  • Pero lo cierto es que, como en toda dinámica de grupo, el foco no está en que haya ganadores o perdedores, sino en la reflexión post actividad: reflexionar sobre la temática, sobre cómo hemos actuado cada uno individualmente, cómo nos hemos sentido,….
  • Al inicio, todos en una gran sala, solo se explican dos normas. Después se les va separando aleatoriamente en roles, y cada grupo tiene sus particularidades.
  • Pack trabajo/comida/techo: Papel o cartulina con un dibujo o sello distintivo, que deben llevar siempre en la mano, visible. Es de uso individual. Quien no lo tenga, pasa automáticamente a la Zona D, a ser refugiado.
  • Visado: Papel que porta un participante, escrito por un árbitro, con la hora a la que dicho participante debe regresar a su zona de origen.
  • Para más confusión y jugabilidad, colocaremos algunos packs por los pasillos. Quien encuentre uno, puede decidir qué hacer con este.
  • Todo refugiado que se encuentre en el juego deberá ser conducido al espacio de salida, la primera habitación donde empezamos y donde esperan los del grupo D.
  • Es importante marcar cuándo comenzamos, y cuando acabamos. El tiempo de juego real no tiene por qué ser muy largo, ya que lo importante es la reflexión final, y como te sientes cuando tienes que desempeñar un rol concreto con el que sabes que no conseguirás el objetivo que se te ha marcado al inicio. Se puede plantear, por ejemplo, 40 minutos de juego real.

3 comentarios en “Dinámica de grupo para un colegio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s