De primavera, actividades y campamentos

¡Bienvenida Primavera!

En el ámbito del tiempo libre, la primavera suena como en todas partes a flores, calor temprano, lluvia intensa y sol, brisa,…. Pero también a movimiento, a campo, a naturaleza, a risas, a acción. Porque es el comienzo de la temporada alta, el inicio de un retorno a un tiempo de ocio al aire libre.

Tanto a nivel individual en el ocio, de voluntariado o en el ámbito profesional, primavera y verano son un estallido de posibilidades, actividades, cosas por hacer y lugares por visitar. Además de un tiempo en el que muchos monitores están o preparando o en pleno campamento, u otras actividades de tiempo libre que abundan con el buen tiempo.

He querido trasladar también a este blog de educación y tiempo libre dicho florecimiento de actividades, compartiendo entradas útiles para los pasos de pre actividad de tiempo libre, y para el desarrollo de la misma.

Son entradas como las que ya he ido compartiendo sobre aspectos de la Actividad de tiempo libre, en concreto, sobre los campamentoscampamentos de verano.

Pero también actividades como herramientas, o para cubrir ciertos objetivos como también podéis leer en el apartado de recursos para el tiempo libre y la docencia

Algunas de estas son actividades para un aula de primaria, más orientadas a la acción docente, como el juego para un dictado.

Otras, aunque también trasladables al ámbito escolar, siguen la línea del tiempo libre o los campamentos, como el juego Héroes a las mazmorras.

En estas entradas con recursos para el tiempo libre quiero compartir algunas de las actividades que utilizo en mi día a día profesional, como las dinámicas “van”, pero también algunas adaptaciones a otras, como el juego del Identity, o dinámicas de grupo y juegos de creación propia, como puedan ser Manos o Las brujas.

Por último recordar brevemente la clasificación de actividades para el tiempo libre con la que yo trabajo, para mejorar la comprensión en las explicaciones de algunos de estos recursos para el aula y el tiempo libre.

Juegos: Actividad innata en el ser humano, cuyo objetivo principal es su desarrollo, por medio de la diversión, con reglas aceptadas por todos los miembros y una meta clara. Al final, siempre existen ganadores o perdedores (pudiendo ganar o perder todos).

Dinámicas de grupo: Muy parecidas a un juego, pero difieren con este en que no hay ganadores ni perdedores, sino que el objetivo es el análisis de lo experimentado en sí. Procede de la sociología, y este es su ámbito. Presenta una metáfora para descubrir algo en el grupo o en nosotros mismos, o para solventar necesidades grupales.

Actividades formativas: Su foco principal es la transmisión de conocimientos, el perfeccionamiento de habilidades o destrezas, o el desarrollo cognitivo.

Actividades de animación y espectáculo: Enlazadas con lo artístico, corresponden a las actividades musicales, circenses o dramáticas.

Deportes: Actividades que se conforman en su origen como juegos, que se pulen y perfeccionan en funcionamiento, reglas, normativas,…. Hasta un punto que, el objetivo y foco dejan de ser innatos como en el juego, o más destinados a un desarrollo holístico, y pasa a importar más el desarrollo en las habilidades concretas, propias del deporte en cuestión.

En el apartado del blog sobre tiempo libre podréis encontrar algunas definiciones más, y espero ir completando las aquí reflejadas.

Y por último, comentar que algunos de los recursos pedagógicos y para el tiempo libre que comparto son peticiones de otros monitores de tiempo libre que conozco o han participado en estas y querían conocer sus reglas, puesto que al ser inventadas estas actividades, no están en ningún lado, o también docentes que buscan una actividad para un objetivo concreto.

En cualquier caso, estaré encantado de compartir cualquier actividad para el tiempo librerecursos para el aula que podáis sugerir comentando en cualquiera de las entradas de este blog sobre educación y tiempo libre.

Espero que os pueda servir este blog de tiempo libre y educación, y que disfrutéis de una fantástica primavera y mejor verano (sobre todo si puede ser en plena naturaleza….)

“No hay en el mundo entero una primavera como la de la selva” Kipling (1895).

 

Dinámicas para la atención

Voy a hacer un repaso a dinámicas ya existentes que se utilizan para captar la atención en grandes grupos, o para crear el silencio en un grupo, de cara a focalizar la atención en algo concreto, como pueda ser un punto a observar, o en la persona que vaya a explicar cualquier concepto o actividad.

Más concretamente, presento en esta entrada lo que conozco yo como “vanes”, o al menos es este el término que utilizo desde hace mucho, sin estar seguro de cuál es su fuente. Es más, aunque yo tiendo a utilizar más el término “van” con uve, posiblemente sea una derivación de “bang”, por lo que estaría escribiéndolo incorrectamente de aquí en adelante (pero veo necesaria la separación frente a la onomatopeya de un arma).

Y mis sospechas residen en la definición, pues definiría un van” como aquel grito de guerra, o grito a seguir, o expresión abstracta que refleja sentimientos de euforia, excitación, celebración o alegría, muy utilizado en el ámbito de veladas u otro tipo de espectáculos, pero que también nos encontramos, por ejemplo, en un partido de fútbol. Podemos hablar de un simple grito a seguir o repetir, o de una pequeña melodía tarareada.

Como dinámicas, podemos utilizar un “van” para focalizar la atención, hacer el silencio, y atender. Es decir: una persona da pie al “van”, el grupo deja lo que está haciendo para completar dicho grito y, seguido a esto, hacemos silencio para atender a la persona que arrancó el “van”, o continuar con una actividad.

Esta parte última es la más importante: esta dinámica no sirve absolutamente de nada si tras completar el “van“, continuamos hablando o distraídos. Hay que explicar la importancia del uso de esta dinámica, para que se entienda su procedimiento y cómo cumplirlo. Si no, nos limitaremos a tan solo gritar.

Como decía, vamos a ver algunos de los más famosos, o que más he visto o utilizo:

Eo-eo: Posiblemente el más famoso. En este caso, la persona grita “eo-eo” y el grupo contesta gritando “oé”, y hacemos el silencio entre todos para prestar atención.

Rata ta tatá: Y respondemos “ta ta tá”. Sé que es complicado entenderlo con tan solo leerlo, sin poder ver la entonación, pero aquí queda. Y si el anterior es posiblemente el más famoso, este tenía que ponerlo también, ya que siempre me recuerda a un gran monitor como es Rafa de la Casa Amarilla, al cual le encanta este “van”.

Ala ala: Y respondemos “pio pio”. Este lo utilizo sobre todo para actividades con participantes de más edad, o incluso adultos. Es muy gracioso ya que explicamos que el “pío pío” se debe responder con la misma entonación que se realice el “ala ala”, por lo que cada vez podemos decir esta primera parte del “van” de mil maneras distintas: en agudo, alargando vocales, repitiendo las sílabas, muy rápido, muy lento, con acentos,….

¡Aspirina!: Y todos comienzan a sisear “shhhhhhhh”. Si lo queremos con gestos, también podemos temblar como una pastilla efervescente. La cosa es que el siseo vaya disminuyendo hasta un total silencio.

Variante silenciosa: Para momentos en los que no podamos gritar y queramos el mismo resultado, podemos levantar la palma de la mano. Todos los demás, levantan la mano y hacen silencio, así hasta que estemos todos con la mano levantada. Es importante que no demos comienzo a lo siguiente, hasta que todos estén con la mano levantada y en silencio, o de lo contrario el grupo aprenderá que realmente no es necesario levantar la mano y, por lo tanto, la próxima vez que la levantes, no responderán.

Cuenta atrás: Este es de invención propia, aunque no sea gran cosa. Pero la idea es levantar la mano con los cinco dedos y, al hacerlo, el grupo (primero los que la ven, y luego se van sumando el resto), gritan “5”. Una vez lo hagan, pones 4 dedos y el grupo continua gritando esa cuenta atrás, hasta llegar a cero, y hacemos el silencio.

¡Manos!: Otro del cajón de La Invención del Fuego que podéis ver extendido como dinámica que persigue otros objetivos, y como juego, en este entrada en recursos docentes y para el tiempo libre.

Retomando la explicación del inicio, e intentando dejarlo más claro, es importantísimo utilizar este tipo de dinámicas al final de un momento de desatención, nunca al inicio o en medio, porque también los momentos de no atención son necesarios (ver más sobre teorías de la atención), nos ayudan a descansar para atender después con más fuerzas.

Por ello es mejor esperar y, cuando nos estemos distrayendo de lo que nos ha distraído, recuperamos la ola de atención focalizando al grupo nuevamente en lo que nos traemos entre manos, la explicación o la actividad en concreto que estemos realizando.

Dinámicas para la atención: ¡Manos!

Las actividades son una de las herramientas fundamentales para el desarrollo del tiempo libre, la animación sociocultural o también para la gestión grupal en otros ámbitos como el de la educación. Pueden definirse como la punta de la flecha que constituyen nuestros objetivos, puesto que son la materialización de la metodología que nos hemos planteado para llegar a cubrir las necesidades del grupo de participantes.

Pero una actividad  no solo persigue cubrir necesidades del grupo de participantes, sino también las necesidades del equipo de monitores, o del docente. Realmente, son necesidades del grupo, puesto que estas figuras han de trabajar desde dentro del grupo social, deben formar parte del grupo. Una de estas puede ser una actividad que busque como objetivo crear el silencio, para focalizar la atención sobre algo concreto, como una explicación teórica, una exposición de un compañero, o la explicación de las reglas de un juego.

Comparto en esta entrada una dinámica de grupo que persigue precisamente este objetivo de atención tan necesario en educación y en tiempo libre, que utilizo mucho y en diversos ámbitos laborales desde que la inventara en un momento de desesperación, bajo un entorno de desatención total durante un trabajo en una granja escuela: no había forma de que nadie me hiciese caso por lo que, desesperado, levanté las manos y pedí que hiciesen lo mismo. A partir de ahí, salté de la dinámica al juego para completar su función. Pero, vamos a ver la explicación al completo.

Dinámica para focalizar la atención: ¡Manos!

Antes de comenzar, recordar que ante una desatención, siempre es bueno dejar que esta fluya un poco, puesto que “la atención sostenida se transforma en oscilante”, manejamos así las olas de las atención. Además no podemos pedir la atención todo el rato, porque fisiológicamente no es posible. Ver más en la entrada de atención en este blog sobre educación y tiempo libre.

Pues cuando queramos llamar la atención, mostramos las palmas de las manos al grupo y decimos en voz alta: “¡Manos!”. Repetimos la orden para los rezagados, y mantenemos la posición hasta que todos nos imitan y muestran las palmas de sus manos. Tan sencillo como esto, puesto que al activar con una acción, la atención está sobre la misma y, tras esta, podemos bajar tranquilamente las manos, y comenzar con lo que queramos explicar.

Tras la versión express, aquí la versión completa de la dinámica. Seguimos diciendo palabras al vuelo, acompañadas de un gesto que todos deben imitar. De esta forma decimos “ojos”, y señalamos nuestros ojos. “Nariz, boca, orejas”, y nos señalamos la nariz, la boca y las orejas, y “uñas”, y mostramos el reverso de nuestras manos, es decir, “manos”, pero al revés. Con participantes más pequeños, funciona muy bien, pues algunos están aprendiendo en esa edad las partes del cuerpo: “¡Manos! ¡Ojos! ¿Dónde están tus ojos?….”

No solo es una dinámica de grupo que nos permite captar la atención, sino que además es una herramienta fundamental para un análisis de la realidad rapidísimo. Mediante esta actividad podemos ver de una sola pasada quién estaba atendiendo y quién no, o quiénes son de tu grupo si quizás te has mezclado con más participantes, o quién es más rápido y quién es más lento, quién se muestra más apático, o quién se muestra más líder,….

Por último podemos proceder a la ludificación, convirtiendo la dinámica en un juego, lo cual nos permite subir un grado más en atención e interés, en caso de necesitarlo, de la siguiente forma: Pedimos por ejemplo: “orejas”, y nos tocamos la nariz. La mayoría se tocará la nariz, pero preguntamos “¿Dónde están vuestras orejas?”. No se trata de imitar, sino de mostrar lo que hemos pedido. Así continuamos diciendo al aire alguna de las palabras comentadas, pero señalándonos otra parte del cuerpo o mostrando las manos o las uñas, jugando así a ver quién es capaz, y más rápido, de colocar lo que se pide, sin dejarse influenciar por el gesto de la persona que lo dice.

Que por cierto, pudiendo haber hecho esta dinámica de grupo a, no lo sé, digamos, mil personas, tan solo una me ha encontrado (yo no hubiera caído, creo) el truco para ganar sin problemas: cerrar los ojos.

Lo que me enseñó el bosque

Tres conceptos la mar de sencillos, pero de una importancia y relevancia vitales para el desempeño de la actividad de tiempo libre, o para el trabajo en pedagogía y con grupos sociales.

Tres conceptos que parten del escultismo, como son la pedagogía del juego, la filosofía en ruta y el sentido de lo concreto.

Siguiendo con la línea de Lo que me enseñó el fuego en este blog de pedagogía y tiempo libre, quería compartir en esta entrada un legado personal muy importante, un aspecto de mi currículo que he podido adquirir creciendo en un grupo scout. Y el por qué ha sido tan vital esta influencia para mi desempeño profesional en tiempo libre y animación sociocultural, resumiéndolo en estos tres conceptos que paso a desarrollar.

La pedagogía del juego:

El juego es una actividad innata en los animales, y es un método de descubrimiento de la realidad sin precedentes. Ese descubrimiento es una herramienta muy poderosa de aprendizaje. Por esta razón no debemos dejarlo de lado durante cualquier proceso pedagógico.

Si algo he podido aprender y desarrollar durante mi formación en escultismo es que todo aprendizaje puede presentarse mediante una actividad lúdica. Eso genera una motivación, un deseo de auto descubrimiento, y un aprendizaje relevante y significativo sin precedentes: la persona, inmersa en el juego, desea avanzar….

Pero esa transformación del aprendizaje en una actividad lúdica requiere de menor esfuerzo del que creemos, ya que la vida misma es también un juego, con sus reglas, sus objetivos, sus formas de ganar y de perder,….

Más adelante ampliaré sobre este y los siguientes conceptos en entradas posteriores, desde la experiencia en tiempo libre, y ahondando más en los aspectos pedagógicos.

Seguir leyendo Lo que me enseñó el bosque

Aspectos en la vida de campamento

En esta entrada al igual que en las anteriores sobre la actividad de tiempo libre: el campamento, quisiera repasar desde mi experiencia algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de abordar una actividad de este tipo como pueda ser un campamento de verano.

En este caso hago un repaso de algunos aspectos medico-sanitarios o aspectos fisiológicos a los que hay que prestar especial atención por su importancia, porque como monitores necesitamos estar preparados de alguna forma concreta, o concienciarse de que nos va a pasar muy seguramente en un campamento.

La función principal de este post es la prevención activa, porque los siguientes puntos son temas con los que te vas a encontrar, casi con total seguridad, en cualquier campamento de verano o actividad similar a la que asistas, por lo que como monitor de tiempo libre es fundamental conocer cómo actuar en cada caso y, si no te es suficiente mi explicación (lo cual es normal por limitaciones de espacio y forma), no dudes en buscar formación ampliada.

Seguir leyendo Aspectos en la vida de campamento