Juego para una clase de Educación Física

¡A POR MIS OBJETOS!

Preparación: Separamos la clase en cuatro grupos. Cada grupo forma un círculo, mirando al centro. Cada jugador dentro de cada equipo, se enumera del uno en adelante: todos los equipos tendrán un jugador 1, un jugador 2,…. En el centro de cada círculo colocamos seis objetos (por lo que habrá un total de 6×4 objetos). Y también en el centro de cada equipo habrá una lista donde se pueden leer seis objetos diferentes a los que el equipo ya tiene en físico (salvo quizás uno o dos): Estos son los objetivos del equipo.

Objetivos: Gana el primer equipo que reúna en el centro de su círculo los seis objetos que tienen por objetivo, escritos en su hoja del centro. Para cada equipo, serán seis objetos distintos los que necesiten.

Desarrollo: El docente toca el silbato y grita un número. Todos los jugadores con ese número tienen la posibilidad de correr hasta otro grupo para intentar negociar la cesión de un objeto que su grupo necesita, y ser así los primeros en conseguir los 6 objetivos. Muy posiblemente el equipo que visite pida otro a cambio, por lo que dicho jugador debe, si puede, entregar el objeto que pidan a cambio. Volverá entonces a su grupo para cogerlo, si lo tiene.

Durante el juego, la dinámica del silbato continua hasta el final de la partida: siempre que suene, el jugador en movimiento deberá volver corriendo a su equipo de origen, esté donde esté, lleve lo que lleve. Tras el silbato, se gritará un nuevo número, por lo que un nuevo jugador tendrá la oportunidad de visitar los otros equipos para conseguir los objetivos.

Anotaciones: Los objetos estarán dispuestos de forma que los equipos deban negociar con otro equipo o, algunos, con un grupo antes de con el equipo que tiene el objeto que necesitan. Este juego además de la negociación de los objetos con los del equipo contrario, fomenta también el elemento cooperativo y el entendimiento dentro del equipo propio.

Es importante comentar también que, o bien al inicio, o bien al final, o quizás incluso a mitad, parando el juego, se advierte necesario realizar una reflexión, a modo dinámica de grupo, sobre cómo estamos haciendo las cosas: ¿por qué (que seguramente pasará) negociamos tratando a los otros equipos como el enemigo, si precisamente son los que pueden conseguirnos los objetos que queremos? Pues igualmente en casa o en el cole, lo ideal es, mediante un diálogo amigable, encontrar la fórmula para que todos podamos llegar a nuestros objetivos.

Dinámica Círculos concéntricos

Dinámica de grupo para presentación, distensión y confianza

Una de las mejores dinámicas de grupo que existen para la presentación y distensión es sin duda la dinámica de los círculos concéntricos, por su sencillez en formato y porque te permite un sin fin de objetivos, desde romper el hielo entre los participantes hasta que estos cojan confianza unos con otros.

Es una dinámica de grupo donde los participantes trabajan en parejas, de tú a tú, y de manera rotativa para que una mitad del grupo pueda interactuar con la otra mitad.

Este recurso para el tiempo libre, que también puede resultar bastante útil como recurso para el aula, es bastante sencillo y eficaz para el comienzo de cualquier actividad, y muy versátil pues puedes modificar los “modos de saludo” que presento a continuación según la necesidad del grupo, e inventar cualquiera que fuese necesario.

En este caso no presento una actividad original en recursos para el tiempo libre, sino que esta dinámica de grupo la conocí por primera vez en la Escuela de tiempo libre Agustinos Alicante y, desde entonces, es una de las que más he utilizado en todo tipo de actividades, por sus ventajas antes comentadas.

Vamos a ver su funcionamiento. En cuanto a la dinámica de la actividad, es bien sencilla:

Colocamos a los participantes en círculo, mirando al centro. Después, los emparejamos (deben ser pares, por lo que quizás deba participar un monitor). Una vez en parejas, uno de cada pareja se pondrá delante y el otro detrás, y se mirarán entre ellos, de tal forma que hemos formado dos círculos concéntricos.

Daremos una orden que consistirá en un “modo de saludarse”, por ejemplo: dándonos la mano y diciendo nuestro nombre. Cada pareja se saluda de esta forma y, después, daremos una palmada o haremos sonar el silbato. Ante esta señal acústica, los participantes del círculo interior rotarán hacia la izquierda un puesto, de tal forma que ahora tendrán en frente a otro participante del círculo concéntrico exterior.

Nuevamente, comunicamos un “modo de saludarse”, por ejemplo: haciendo un cruce de sevillana mientras me presento al compañero. Pasado el tiempo de saludo repetimos la señal acústica, y el círculo interior gira a la izquierda.

Podemos realizar tantos modos de saludo como queramos, y con diversos objetivos. A continuación enumero una posible secuencia, improvisada sobre la marcha, de saludos como si estuviésemos realizando ahora esta dinámica. Voy a marcar también en las primeras el objetivo que se busca con ese saludo:

  • Le decimos nuestro nombre al derecho y al revés al compañero de adelante. (Presentación).
  • Nos chocamos los puños con el de enfrente como en un combate de boxeo. (Distensión).
  • Saludamos a nuestro compañero de enfrente con el pie. (Confianza).
  • Nos presentamos con el de adelante como si fuésemos mimos (en silencio).
  • El del círculo exterior le cuenta un chiste malo al del círculo interior.
  • Saludamos diciéndole cuál es nuestro plato o comida favorita.
  • Jugamos con el compañero a un piedra, papel o tijeras. (Interés).
  • Le decimos al compañero por qué hemos venido, y qué esperamos de esta Actividad. (Evaluación inicial personal).
  • Saludamos al compañero con un choque de pechos al estilo fútbol americano.
  • Le hacemos al compañero una imitación de un famoso, y el otro debe acertar quién es.
  • El del círculo exterior le cuenta al compañero la vez que más miedo pasó.
  • Nos hacemos un saludo de esquimales (con las narices).
  • Echamos un pulso chino (agarradas las manos con los pulgares hacia arriba, tratamos de atrapar el pulgar contrario con el propio).
  • Con el compañero, celebramos eufóricamente un gol.
  • El del círculo interior le cuenta al compañero la vez que pasó más vergüenza.
  • Saludamos al compañero imitando a nuestro animal favorito.
  • Le contamos al compañero tres cosas que te gustaría hacer en esta Actividad.
  • El del círculo exterior coge en peso al del círculo interior.
  • Realizamos un saludo de mariposas (con las pestañas).
  • Nos inventamos un idioma y hablamos con el compañero con ese idioma inventado.
  • El del círculo interior comienza a cantar una canción y el del exterior debe seguirle, como sea.
  • Le contamos al compañero lo que más me gusta y lo que más odio del mundo.
  • Saludamos mediante un ataque de cosquillas.
  • Saludo al compañero bailando la macarena.
  • Me enfrento a mi compañero a una pelea de gallos (en cuclillas, dados de las manos, pierde quien caiga al suelo).

Funciones del Coordinador de Actividad

Hoy os traigo una entrada muy interesante ya que poco se habla de la figura de Coordinador o Director Técnico de Actividad, y que espero os sea de mucha utilidad.

El coordinador de una actividad de tiempo libre es aquella figura encargada de llevar la batuta de la actividad. Personalmente me gusta definirla diciendo que el coordinador es a los monitores lo que los monitores a los participantes, pues a fin de cuenta es el encargado de facilitarles a estos todo lo necesario para que puedan desempeñar su labor, además de supervisar la misma y vigilar que todas las acciones vayan en una misma dirección, bajo una misma pedagogía.

Todo ello durante lo que llamamos Actividad de tiempo libre, aquello que transcurre desde la presentación de la misma hasta su evaluación por parte de los participantes, y despedida de los mismos. Pero el coordinador debe estar muy atento a otros dos momentos que son los que llamamos la pre y post actividad.

Durante la pre-actividad el coordinador deberá resolver tareas de organización, preparación, creación de material, comunicación interna (monitores) y externa (familias, entidades, empresas),….

Durante la post-actividad el coordinador deberá estar activo para una posible comunicación con monitores, familias, entidades, proveedores,…. por cualquier motivo. También deberá recopilar las evaluaciones, los incidentes, archivos, materiales,….

Por otro lado, cuando hablamos de coordinador hablamos de función, y no de persona, es decir: todas las funciones del Director técnico de actividad las puede desempeñar una persona, o bien repartir dichas funciones entre varias personas.

En esta entrada os presento esquemáticamente (en próximas extenderé) una forma de separar las distintas funciones del coordinador de tiempo libre, tanto para que una misma persona pueda tenerlas claras y presentes, como para un posible reparto de las mismas, y que diseñé precisamente para que se pudiesen repartir las funciones los miembros de un equipo de monitores sin figura inicial de coordinador, aunque también la he utilizado con el otro propósito, y creo que puede resultar bastante útil.

FUNCIONES DE UN COORDINADOR DE TIEMPO LIBRE

  1. Logística:
    Todo lo necesario para que la Actividad se desempeñe.
    Establecer el marco: dónde realizamos la Actividad.
    Aspectos legales necesarios para desempeñarla.
    Proveedores: transporte, abastecimiento alimenticio, de materiales durante la pre-actividad,….

  2. Intendencia y materiales:
    Proporcionar materiales a la Actividad durante el transcurso de la misma, tener un control de qué hay, que se mantengan, y recogerlos correctamente al final.
    El intendente es el que abastece la Actividad de todo lo necesario, durante la actividad: el que sale a comprar.

  3. Administración y archivo:
    Dejar todo el papeleo listo para que la Actividad tenga lugar.
    Recopilar autorizaciones y comprobar que son correctas (todos los datos rellenos, firmada,….).
    Registro de incidencias: apuntamos en una Memoria de Actividad las incidencias o imprevistos.
    Registro infográfico: fotos del grupo y los participantes durante la Actividad, y recopilación posterior.

  4. Grupo de Participantes:
    Seguridad en el día a día: que coman, beban, se duchen, lleven gorra,….
    Seguridad en incidencias: atención en cuadros médicos, decisión última en estos temas, llevar al hospital,….
    Seguimiento: controlar ánimos, interés, necesidades, y comunicar con el Equipo de monitores.
    Resolución última de conflictos de comportamiento.

  5. Equipo de monitores:
    Trabajar por la cohesión, coordinar, supervisar, dinamizar, animar, velar por la seguridad, seguimiento, resolución de conflictos internos, asistir a los monitores anclados en una actividad durante la Actividad, echar un ojo especial al monitores en prácticas o de apoyo,….
    Voz cantante y organizativa en el resto de funciones.
  6. Programación:
    Crear la Programación con todas las actividades y tablas de gestión y coordinación, y las normas.
    Atento a necesidades, interés, ritmo,…. De las actividades durante la Actividad.

  7. Seguridad:
    Zona: revisar la zona, prever posibles incidentes para evitarlos, cerrar puertas, atento a personas ajenas,….
    Actividades: revisión de actividades de cara a posibles incidentes.
    Plan de emergencias: elaborar, explicar y activar.
    Gestor en incidencias: coordinar los imprevistos.
  8. Padres:
    Contacto permanente en pre, durante y en post Actividad. Comunicar tanto aspectos de coordinación, como incidencias durante la Actividad, o cualquier cosa a resolver en la post-Actividad.

La importancia del tiempo libre

No es concebible hoy día que una persona sin una formación reglada fuese maestro en una clase de primaria.

Para ello existe el Grado en Educación Primaria (Magisterio), que garantiza, o busca garantizar, las competencias, los conocimientos y las destrezas necesarias para desempeñar tan importante labor como es la educación de un grupo de alumnos.

Formar parte del proceso de educación y crecimiento de los niños es tan importante que es necesario que exista toda una ciencia como es la pedagogía, que a su vez se apoya en la psicología de la educación y en la psicología del crecimiento, para aportar a dicha labor docente el máximo beneficio posible.

Es así como la educación formal se beneficia de estas ciencias para el desempeño de su tan delicada e importante labor.

¿Y a qué nos referimos con educación formal?

El término educación formal hace referencia al proceso de enseñanza – aprendizaje, o a las etapas donde dicho proceso tiene lugar y que están reguladas por una institución oficial, por el gobierno o por la ley, es decir:

Nos referimos a la formación dada en colegiosinstitutos universidades, marcada por el currículo de cada etapa, de cada rama, de cada edad.

Pero pese a su enorme relevancia, es importante marcar que la educación formal no cubre todo el proceso educativo de un individuo.

Es más, forma parte de un porcentaje menor de todo el crecimiento y el aprendizaje de los seres humanos, que se alimentan principalmente de lo que llamamos educación no formal, es decir: todo lo que no es formación reglada.

En gran medida hablamos de la educación familiar, y también del importante proceso de aprendizaje que realizamos continuamente con nuestro grupo de iguales, es decir: nuestros amigos.

Pero también, dentro de dicha educación no formal, estaría lo que llamamos hoy día la educación en el tiempo libre y la animación sociocultural.

Si tan importante es la formación de los educadores que desempeñan su labor dentro de la educación formal, ¿cómo puede ser que no demos la misma importancia para los educadores de la educación no formal?

Seguir leyendo La importancia del tiempo libre