Dinámica Círculos concéntricos

Dinámica de grupo para presentación, distensión y confianza

Una de las mejores dinámicas de grupo que existen para la presentación y distensión es sin duda la dinámica de los círculos concéntricos, por su sencillez en formato y porque te permite un sin fin de objetivos, desde romper el hielo entre los participantes hasta que estos cojan confianza unos con otros.

Es una dinámica de grupo donde los participantes trabajan en parejas, de tú a tú, y de manera rotativa para que una mitad del grupo pueda interactuar con la otra mitad.

Este recurso para el tiempo libre, que también puede resultar bastante útil como recurso para el aula, es bastante sencillo y eficaz para el comienzo de cualquier actividad, y muy versátil pues puedes modificar los “modos de saludo” que presento a continuación según la necesidad del grupo, e inventar cualquiera que fuese necesario.

En este caso no presento una actividad original en recursos para el tiempo libre, sino que esta dinámica de grupo la conocí por primera vez en la Escuela de tiempo libre Agustinos Alicante y, desde entonces, es una de las que más he utilizado en todo tipo de actividades, por sus ventajas antes comentadas.

Vamos a ver su funcionamiento. En cuanto a la dinámica de la actividad, es bien sencilla:

Colocamos a los participantes en círculo, mirando al centro. Después, los emparejamos (deben ser pares, por lo que quizás deba participar un monitor). Una vez en parejas, uno de cada pareja se pondrá delante y el otro detrás, y se mirarán entre ellos, de tal forma que hemos formado dos círculos concéntricos.

Daremos una orden que consistirá en un “modo de saludarse”, por ejemplo: dándonos la mano y diciendo nuestro nombre. Cada pareja se saluda de esta forma y, después, daremos una palmada o haremos sonar el silbato. Ante esta señal acústica, los participantes del círculo interior rotarán hacia la izquierda un puesto, de tal forma que ahora tendrán en frente a otro participante del círculo concéntrico exterior.

Nuevamente, comunicamos un “modo de saludarse”, por ejemplo: haciendo un cruce de sevillana mientras me presento al compañero. Pasado el tiempo de saludo repetimos la señal acústica, y el círculo interior gira a la izquierda.

Podemos realizar tantos modos de saludo como queramos, y con diversos objetivos. A continuación enumero una posible secuencia, improvisada sobre la marcha, de saludos como si estuviésemos realizando ahora esta dinámica. Voy a marcar también en las primeras el objetivo que se busca con ese saludo:

  • Le decimos nuestro nombre al derecho y al revés al compañero de adelante. (Presentación).
  • Nos chocamos los puños con el de enfrente como en un combate de boxeo. (Distensión).
  • Saludamos a nuestro compañero de enfrente con el pie. (Confianza).
  • Nos presentamos con el de adelante como si fuésemos mimos (en silencio).
  • El del círculo exterior le cuenta un chiste malo al del círculo interior.
  • Saludamos diciéndole cuál es nuestro plato o comida favorita.
  • Jugamos con el compañero a un piedra, papel o tijeras. (Interés).
  • Le decimos al compañero por qué hemos venido, y qué esperamos de esta Actividad. (Evaluación inicial personal).
  • Saludamos al compañero con un choque de pechos al estilo fútbol americano.
  • Le hacemos al compañero una imitación de un famoso, y el otro debe acertar quién es.
  • El del círculo exterior le cuenta al compañero la vez que más miedo pasó.
  • Nos hacemos un saludo de esquimales (con las narices).
  • Echamos un pulso chino (agarradas las manos con los pulgares hacia arriba, tratamos de atrapar el pulgar contrario con el propio).
  • Con el compañero, celebramos eufóricamente un gol.
  • El del círculo interior le cuenta al compañero la vez que pasó más vergüenza.
  • Saludamos al compañero imitando a nuestro animal favorito.
  • Le contamos al compañero tres cosas que te gustaría hacer en esta Actividad.
  • El del círculo exterior coge en peso al del círculo interior.
  • Realizamos un saludo de mariposas (con las pestañas).
  • Nos inventamos un idioma y hablamos con el compañero con ese idioma inventado.
  • El del círculo interior comienza a cantar una canción y el del exterior debe seguirle, como sea.
  • Le contamos al compañero lo que más me gusta y lo que más odio del mundo.
  • Saludamos mediante un ataque de cosquillas.
  • Saludo al compañero bailando la macarena.
  • Me enfrento a mi compañero a una pelea de gallos (en cuclillas, dados de las manos, pierde quien caiga al suelo).

2 comentarios en “Dinámica Círculos concéntricos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s