Juego para una clase de Educación Física

¡A POR MIS OBJETOS!

Preparación: Separamos la clase en cuatro grupos. Cada grupo forma un círculo, mirando al centro. Cada jugador dentro de cada equipo, se enumera del uno en adelante: todos los equipos tendrán un jugador 1, un jugador 2,…. En el centro de cada círculo colocamos seis objetos (por lo que habrá un total de 6×4 objetos). Y también en el centro de cada equipo habrá una lista donde se pueden leer seis objetos diferentes a los que el equipo ya tiene en físico (salvo quizás uno o dos): Estos son los objetivos del equipo.

Objetivos: Gana el primer equipo que reúna en el centro de su círculo los seis objetos que tienen por objetivo, escritos en su hoja del centro. Para cada equipo, serán seis objetos distintos los que necesiten.

Desarrollo: El docente toca el silbato y grita un número. Todos los jugadores con ese número tienen la posibilidad de correr hasta otro grupo para intentar negociar la cesión de un objeto que su grupo necesita, y ser así los primeros en conseguir los 6 objetivos. Muy posiblemente el equipo que visite pida otro a cambio, por lo que dicho jugador debe, si puede, entregar el objeto que pidan a cambio. Volverá entonces a su grupo para cogerlo, si lo tiene.

Durante el juego, la dinámica del silbato continua hasta el final de la partida: siempre que suene, el jugador en movimiento deberá volver corriendo a su equipo de origen, esté donde esté, lleve lo que lleve. Tras el silbato, se gritará un nuevo número, por lo que un nuevo jugador tendrá la oportunidad de visitar los otros equipos para conseguir los objetivos.

Anotaciones: Los objetos estarán dispuestos de forma que los equipos deban negociar con otro equipo o, algunos, con un grupo antes de con el equipo que tiene el objeto que necesitan. Este juego además de la negociación de los objetos con los del equipo contrario, fomenta también el elemento cooperativo y el entendimiento dentro del equipo propio.

Es importante comentar también que, o bien al inicio, o bien al final, o quizás incluso a mitad, parando el juego, se advierte necesario realizar una reflexión, a modo dinámica de grupo, sobre cómo estamos haciendo las cosas: ¿por qué (que seguramente pasará) negociamos tratando a los otros equipos como el enemigo, si precisamente son los que pueden conseguirnos los objetos que queremos? Pues igualmente en casa o en el cole, lo ideal es, mediante un diálogo amigable, encontrar la fórmula para que todos podamos llegar a nuestros objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s