Cuatro claves en el aula

Hoy os presento una nueva colaboración para este blog de educación y tiempo libre, y os comparto un texto elaborado por una docente de Educación Primaria, ampliando así otras formas de ver y enfocar la educación.

¡Prometo compartir más reflexiones de otros compañeros y profesionales de la educación (formal y no formal)! Y no dudéis en compartir mediante comentario vuestras propias reflexiones, para que esta entrada sea aún más enriquecedora.

Cuatro claves en el aula

<<
Un buen docente debe permanecer actualizado, atento a las posibles novedades que presenta el mundo de hoy. Para garantizar su éxito personalmente considero necesario tener presentes cuatro claves en el desarrollo de sus clases y en su propio crecimiento personal, y así asegurar una buena evolución en las sesiones llevadas a cabo en el aula.

¿Y por qué, también, en su crecimiento personal? Porque un docente no puede enseñar algo que no conoce o que no sabe, por ello para poder emplearlo y transmitirlo en sus sesiones, primero debe procurar tenerlo presente en su vida personal.

Desde mi punto de vista y experiencia, las cuatro claves son Contenido, Comunicación, Cultura y Cooperación.

 Contenido: El contenido que se lleve al aula debe ser actual, interesante y de calidad. Por supuesto, debe relacionarse con los intereses del alumnado como menciona Ausubel cuando nos habla del aprendizaje significativo.

Además, el buen docente tiene que enseñar a su alumnado cómo buscar en las diferentes fuentes de información, y detectar cuáles son fiables o no. De modo que, no vale únicamente con ofrecer contenidos de calidad, sino que actualmente, si no se les muestra cómo llegar a este por su cuenta, esta competencia no está completa.

Es necesario ofrecer las herramientas suficientes para que los estudiantes sepan cómo adquirir el conocimiento sin necesidad de un guía, sobre todo porque esto les va a invitar a que cuando tengan una curiosidad por un tema en concreto, deseen profundizar en este.

Seguir leyendo Cuatro claves en el aula

Actividad de Cuenta cuentos

En el área de la educación no formal y el tiempo libre, llamamos cuenta cuentos a la actividad de animación y de corte dramatúrgico y literario que tiene por centro la narración de un cuento, fábula o historia, pudiendo realizarse dicha acción a través de múltiples técnicas.

En esta entrada os presento algunas ideas interesantes para realizar un taller de cuenta cuentos tanto para una actividad de animación sociocultural y tiempo libre como también para el ámbito de la educación formal, para realizar en el aula de Educación Infantil (principalmente).

  • Cuento interactivo: Proyectamos un vídeo en el que se narre un cuento. Vamos parando el vídeo para preguntar por algo que ha aparecido, o para hacer sonidos de cosas que han aparecido, o para buscar la interacción de los participantes: gestos, bailes, cambio de sillas,….
  • Cuento psicomotriz: Esta técnica la he visto usar en el área de educación física, y se trata de un cuento leído que da pie a que los que lo oyen realicen acciones que el narrador va indicando, según los elementos que aparecen en el cuento, tales como imitar a unos indios, montar a caballo, remar en canoa, nos dormimos y nos despertamos de un salto,….
  • Proyecto máscaras: Esta idea ocuparía varios momentos. En el primero, inventamos un cuento colectivo donde cada participante avanzará un poco el cuento. Hacemos un resumen del cuento resultado, y de los personajes que han aparecido en el cuento. Confeccionamos unas máscaras o antifaces de dichos personajes. Estas las colorearán los participantes y recortarán. Y por último, representamos el cuento, con un narrador y la dramatización de los participantes con sus máscaras.
  • Cuento creativo: elaboramos poco a poco un cuento interactivo y creativo, con pequeñas historias y elementos de aprendizaje, como el cuento de un pollito que aprende a volar y, en estas páginas, pegamos tres pollitos con relieve (utilizando algodón, por ejemplo), en tres niveles. O una lámina con un zapato dibujado y pegado sobre el cuento para dejarle unos boquetitos por el que pasarle un cordón, para aprender a atarse los cordones. O el cuento de Caperucita con un lobo desplegable, una cesta y elementos que se puedan recolocar en la página del libro,….
  • Cuento en el exterior: Salimos fuera y vamos hilando el cuento en base a lo que vamos encontrando en el exterior. Podemos preparar un recorrido y contar así con elementos de sorpresa como alguna zona donde los protagonistas del cuento, los participantes, deban observar algo para responder al narrador, o encontrar objetos,….
  • Cuento imaginativo en movimiento: Hacemos un recorrido, por la misma clase, siguiendo un cuento, y vamos imaginando que nos estamos moviendo por el cuento, a la par que hacemos el recorrido. De esta forma actuamos todos juntos acorde con los elementos con los que nos encontramos. Quizás lleguemos a un rincón de la clase y hablemos de “la cueva del oso”, o crucemos una línea de sillas como si fuese un gran río, o nos montamos en un barco y nos movemos al son de las olas,….
  • Dibujo-cuento: en un papel continuo contamos un cuento mientras lo dibujamos, apareciendo el personaje principal conforme avanzamos de izquierda a derecha en el papel continuo. Podemos dibujar-colorear, o colorear aparte, recortar y colocar los personajes y representación de lugares según corresponda en la historia que vamos a representar en el papel continuo.
  • Dibuja el correcto: leemos un cuento. Tenemos un papel con por ejemplo tres personajes, tres objetos, tres lugares,…. Tenemos que dibujar solo el que se corresponde al cuento que estamos contando, y no los otros dos.
  • Canción con historia: cuenta cuentos musical. Vamos cantando la historia del cuento, y le añadimos gestos sencillos para repetir, vanes y danzas.
  • Mini-títeres: dibujamos y colocamos unos muñequitos y los pegamos en unos palitos. Contamos un cuento, manejando los muñequitos, que se mueven cada vez que el personaje que representa sea nombrado.
  • Somos cuentos: Nos separamos en grupos, según personajes, y colocamos distintos espacios, que serán lugares del cuento. Conforme contamos el cuento, los personajes se mueven al lugar que el cuento exprese. También, cuando nombramos un personaje, este grupo se levanta y se mueve, y cuando nombramos otro, se sientan y se levanta el otro grupo.