Juego de Kim

El juego de Kim es una actividad lúdica que la pedagogía del escultismo rescata para su aplicación en el Tiempo libre o ámbito de la educación no formal, y que tiene su origen en el libro de Rudyard Kipling llamado Kim.

Es una actividad para el Tiempo libre ideal, así como un recurso para el aula muy interesante, divertido y con amplios beneficios educativos.

El objetivo principal de este juego es memorizar, mediante una observación y atención consciente, 15 objetos que son mostrados a los participantes todos a la vez, durante exactamente un minuto. Los objetos pueden estar en una mesa, bajo una paño que los tape.

Pasado el minuto se tapan los objetos, y cada participante dispondrá de exactamente dos minutos para tratar de recordar el máximo número posible de objetos, anotándolos en un cuaderno o papel.

En la versión original de este juego que realiza el personaje de Kim en la novela de Rudyard Kipling, y que comparto al final de esta entrada, los objetos son más complejos, tratándose de rocas diversas que trata de memorizar no solo sus nombres, sino también color, peso, particularidades,….

Por ello una variación de esta actividad lúdica y recurso para el aula es no solo la memorización de los objetos que se observan durante un minuto, sino también ser capaz de enumerar sus particularidades y características únicas, sus semejanzas y diferencias.

Se puede realizar también este juego con otras variantes, enfocadas a alguno de los sentidos, como pueda ser un juego de Kim sonoro, por medio del cual los participantes deban memorizar el sonido de diversos objetos y, después, tras escuchar uno nuevamente, averigüen de qué objeto se trata.

O un juego de Kim al tacto, por olores o por sabores. En cualquiera de las posibilidades, esta actividad desarrollada para la educación no formal pero igualmente ideal como recurso para el aula, despliega múltiples beneficios educativos.

Seguir leyendo Juego de Kim

Taller sobre Gestión grupal

¿CÓMO GENERAR UN AMBIENTE PROPICIO PARA LA ATENCIÓN?

El trabajo en tiempo libre, así como el trabajo en educación, en las aulas, se desempeña en un ambiente social, es decir: el monitor de tiempo libre, y el docente, deben conocer herramientas para la gestión grupal.

Uno de los aspectos más delicados se da cuando este mediador social (el docente o el monitor) trata de crear silencio para favorecer la atención de una actividad propuesta para cubrir los objetivos planteados a partir de las necesidades del grupo.

¿Cómo logramos silencio en un grupo?

Sin duda es una de las cuestiones que más demandan muchos profesionales de la educaciónmonitores de tiempo libre y, sin embargo, sobre todo en el ámbito de la pedagogía, parece que es una cuestión tabú.

Pero, ¿qué hacer cuando tu clase no se calla, y tienes que explicar un ejercicio, una actividad, un tema? ¿Cómo gestionar un grupo para que atienda durante una Actividad de Tiempo libre?

En este blog de educación y Tiempo libre, lejos de convertir este asunto en tabú, quiero abordar algunas herramientas para la gestión grupal y para generar un ambiente propicio para la atención. Y lo voy a hacer trasladando a este formato un taller de formación realizado a un grupo de monitores de tiempo libre, que precisamente demandaban herramientas para resolver estas preguntas aquí plasmadas.

Por ello, en próximas entradas trataré de contestar a estas preguntas, tal y como hice en el anterior taller sobre Comunicación como herramienta de unión, y desarrollar algunas herramientas que nos ayuden para la gestión grupal.

Para cerrar esta entrada, ya que es tan solo una presentación de este taller sobre la gestión grupal, compartir un vídeo con el que empezaba dicha actividad formativa y el cual comentábamos después, sacando los contenidos de la formación. El vídeo es un juego de magia del gran Pepe Carroll, con Juan Tamariz.

Juego nocturno: El Arca

Juego nocturno para actividades de Tiempo libre: El Arca de la Alianza

Ambientación:

“Hace tiempo encontramos el Arca de la Alianza. Nuestra idea era exhibirla en un lugar público, en un museo común a todas las culturas y religiones, ya que se considera el inicio de muchas de estas, al contener las Tablas de la ley. Pero anoche nos la robaron, y sería preciso que la consigáis, que deis con esta. La tienen unos ladrones, y deberéis encontrarlos y tocarla para haceros con ella. Contaréis con una ventaja: cada vez que suene el silbato, esta emitirá una luz resplandeciente. Buena suerte, y valor, hermanos arqueólogos”.

Tipo: Juego nocturno (bajo entorno oscuro, potencia otros sentidos como el oído, o la orientación espacial).

Objetivo: Estimular el desarrollo físico y la atención. Aprender a desenvolverse y actuar con rapidez. Fomentar la paciencia y la serenidad.

Objetivo ambientado: Hay dos tipos de jugadores: los captores y los fugitivos.

El objetivo de los captores es hacer presa a los fugitivos.

El objetivo de los fugitivos es evitar la presa de los captores.

Si se juegan varias partidas, se contará qué grupo de fugitivos aguantó más tiempo sin ser capturado.

Duración: Dependerá del marco de juego (el espacio), ya que a más pequeño, menor duración. Por defecto, se pueden jugar cuatro partidas de 10 minutos máximo.

Presa: Tocar bien, no rozar.

(Recordar que “hacer presa” es el verbo por medio del cual, un jugador cambia su rol, o su actividad dentro del juego).

Seguir leyendo Juego nocturno: El Arca