Los blogs son tóxicos

No es casualidad el título, y quizás tampoco lo haya sido el conjunto de casualidades que me han llevado a la reflexión que en esta entrada reflejo.

Una de las primeras sucedía cuando escuchaba esta frase: “Los blogs son tóxicos”.

Venía a decir que en un blog no puede haber nada cierto, y que para obtener una fuente de información fiable, uno tenía que acudir a los periódicos.

(Como si los periódicos no hubieran tenido nunca que retractarse en más de una ocasión).

Otra venía un poco más adelante, cuando escuchaba la brillante aportación en relación a dónde acudir para adquirir recursos de cara a trabajar en el aula:

“¿Cómo vamos a ir a este u otro blog, que se mueven por modas?” Nos decían, en una formación para futuros docentes. “¿Cómo va a funcionar bien algo que uno pueda leer en un blog?”

Sin embargo, nos instaban, como futuros docentes, a acudir a las llamadas Actuaciones Educativas de Éxito, es decir: “aquellas actuaciones que siempre funcionan, porque están estudiadas”. (¿¡!?)

Cualquiera que trabaje en el ámbito de la educación sabe, o debe saber, que no existen actuaciones educativas de éxito, ni siquiera actuaciones que funcionen bien siempre, si o sí, en cualquier entorno.

Porque cada análisis de realidad es un mundo, y cada persona un universo, y lo que con este grupo me funciona, posiblemente no me dé buen resultado con aquel.

Pero aún más: cada persona, cada docente, o cada monitor, aplica las medidas, cada metodología desde su propia forma de ser.

Seguir leyendo Los blogs son tóxicos