Ser padres

Ser padres no es sencillo. Las personas somos todo un universo en nuestro interior, y eso hace que seamos complejos e imprevisibles. Estar al cuidado de una personita hace, de entrada, que nos veamos limitados: hay ciertas cosas que ya no puedes hacer, y otras que tienes que hacer forzosamente.

Cuidar significa eso: estar ahí para el otro. Pero la cosa es más compleja aún, porque ese concepto de “estar ahí para el otro” puede ser interpretado de distintas formas, y desarrollarse desde múltiples enfoques y métodos.

Nuestra misma naturaleza y, a través de la experiencia, permite que encontremos la manera de estar ahí para nuestro hijo o hija, que sepamos cuidarles, y que encontremos cómo resolver esos momentos delicados que se nos presentan.

Ahí es donde nace la cátedra de los padres, quienes son los que mejor comprenden a sus hijos, o así debería ser, puesto que son los que más tiempo pasan con ellos, o así debería ser.

Ahora bien, como padres, tenemos que tener una cosa muy clara: el niño, la niña, no va a ser siempre el mismo, la misma, de igual forma que nosotros no somos todo el rato la misma persona, ni somos el que fuimos hace unos años, ni somos lo que seremos dentro de unos meses.

La naturaleza del ser humano fluye, dentro del mismo concepto de crecimiento, algo que en las edades tempranas, es más notorio. Cada experiencia dentro de nuestro entorno nos puede hacer cambiar. Pero es que además, eh aquí un secreto: nuestra dimensión social nos hace ser un “yo” diferente dentro de cada grupo social.

¿Verdad que no nos comportamos de la misma forma con la pareja, que con los amigos, que en casa de los padres, que en el trabajo? Pues eso no es algo exclusivo de la vida adulta, sino que desde pequeño ya adquirimos diversos patrones de comportamiento según el entorno social al que nos enfrentemos.

¿Les suena?
<<
– Este niño se porta fatal.
– Pues conmigo se porta divinamente.
>>

Son muchos los aspectos a tener en cuenta durante el crecimiento y la educación, y una gran ventaja contar con una ciencia, como es la pedagogía, para echarnos un cable o arrojar algo de luz en ciertos momentos en los que nos veamos más a oscuras.

Pero la pedagogía, como ciencia, comparte sus características con esta, y es también importante tenerlo en cuenta a la hora de conocer teorías, herramientas, metodologías y recursos pedagógicos.

(Más sobre la pedagogía como ciencia y sus características aquí en La Invención del Fuegoblog de educación y Tiempo libre
Próximas entrada sobre ser padres en este enlace).

2 comentarios en “Ser padres”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s