Juego de Rastros Scout

Los juegos de rastros a seguir que encontramos dentro de la pedagogía del escultismo son posiblemente una de las modalidades más completas y enriquecedoras de todo el universo lúdico.

Un juego de rastros combina el desarrollo físico y psicomotor grueso en pleno contacto con la naturaleza, en su variante como juego deportivo, y a su vez desarrolla aspectos como la atención, la observación, la cooperación y la comunicación.

Pero los juegos de rastros, como los propuestos en la pedagogía Scout, son solo una base o una dinámica a seguir, que se puede utilizar para formar cualquier otro juego, el cual a su vez permita otros aportes cognitivos y sociales. Por ejemplo, en el juego El Ankus del Rey la dinámica de rastros es el inicio para desarrollar un gran juego.

Quería compartir esta entrada para mostrar los beneficios de los juegos de rastros, y también para compartir con vosotros algunos de los rastros a seguir más comunes, siguiendo manuales de escultismo, de cara a que podáis utilizar este fantástico recurso para el tiempo libre en cualquiera de los juegos educativos que queráis crear o proponer.

Antes de verlos, he de decir que los rastros a seguir no solo pueden ser utilizados en el medio natural. Originalmente y, dentro de la pedagogía Scout, los rastros hechos de palos en el suelo, piedras o surcos, forman caminos que se adentran en el bosque, ya que son juegos para el aire libre, para desarrollar en campamentos scout, en pleno contacto con la naturaleza.

Sin embargo desde hace unos años utilizo, para una búsqueda del tesoro u otros juegos de orientación y pistas a seguir, lo que yo llamo un juego de rastros de interior, que consiste en señales impresas en un papel y plastificadas, del tamaño de una tarjeta o carta de jugar. Y con estas flechas y otras señales formo recorridos que se pueden realizar en el interior, en momentos de lluvia y mal tiempo, o en entornos urbanos, o incluso los he utilizado en animaciones y fiestas infantiles, ya que estas tarjetas me permiten montar un juego de orientación muy atractivo, divertido y educativo, en muy poco tiempo.

Pues bien, ahora sí como digo, vamos a ver algunas de estas señales que pueden configurar rastros a seguir, que podéis encontrar en manuales de escultismo:

pistas-15

Para juegos de rastros a seguir, las pistas básicas son especialmente las de inicio (una almohadilla, o almohadilla con flecha para indicar el inicio) y final (tres círculos concéntricos); así como las flechas de rastro a seguir; flechas dobles de desvío y bifurcación; aspas o equis para camino incorrecto; flecha con doble cabeza para más rápido; y flecha con líneas que la cortan para salvar obstáculo.

Podemos introducir mensajes con una señal de rectángulo, dentro del cual podemos poner el número de pasos al que está el mensaje en cuestión, e incluso una flecha que indique la dirección en la que está escondido dicho mensaje. Importante dejar claro si el camino continuará en esa dirección, o si tras recoger el mensaje tenemos otra flecha que nos indica por donde continuar el juego de rastros.

La imagen de arriba está sacada del blog Jefe Pipiolo, donde he podido encontrar una lista muy larga e interesante de rastros a seguir.

2 comentarios en “Juego de Rastros Scout”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s