con educación, para la educación

Es posible que también les haya pasado que, en una conversación en torno a la profesión más necesaria para la sociedad, nadie haya mencionado la de maestro.

Debe quedar claro que, en realidad, ninguna profesión es imprescindible en una sociedad.

Pero si de mojarse se trata y hubiera que elegir una, los maestros no suelen quedar bien parados.

Quizás esta devaluación de la profesión se deba al haberse topado con algún mal maestro. Pero tener fe en la educación, debe ir más allá de la confianza en una sola persona que se te cruce.

También he escuchado por ahí que hay quien con tan solo procrear, ya se siente en posesión de una indiscutible cátedra en pedagogía, y es capaz de debatir en torno a conceptos educativos, utilizando el vocabulario de un artículo encontrado en Google. Esto ciertamente puede devaluar el concepto de la docencia como profesión.

Pero yo personalmente pienso que, en realidad, en esta devaluación del arte y ciencia de la pedagogía, influye mucho más este mundo actual extra cuantitativo:

Un mundo que pierde valores en pos de un “esto sí, esto no” sin sustancia, que prefiere cantidad a calidad, que apuesta ciegamente por la ciencia y los avances y, en consecuencia, ve con mejores ojos profesiones en esta sintonía como las de la rama de medicina o ingeniería.

En la misma línea, dentro del ámbito de la educación pasa lo mismo, tirando piedras sobre el tejado de las ciencias humanas, ganando las otras ciencias, la de los números, espacio en el currículo educativo:

  • La literatura se esconde dentro de una Lengua, que a veces se imparte matemáticamente con análisis sintácticos que parecen sudokus, o memorísticamente con los tiempos verbales y otros data de la lengua.
  • Mientras tanto, apenas queda espacio para la poesía, tan necesaria dentro del concepto “crecimiento íntegro“, y el plan lector muchas veces parece más un programa de puntos, o un concurso para ver quién lee más libros.
  • Plástica y Música parecen meras imposiciones, junto a Educación Física, muchas veces para justificar que al menos, hacen un poco de cada cosa.

Y sin embargo estas tres asignaturas anteriores son esenciales, y deberían tener un peso más relevante.

El analfabetismo básico hasta hace un tiempo se centraba en que el niño supiera leer, escribir y operar con números.

Pero hoy día no podemos olvidar que en una era donde accedemos a estas competencias de manera más fácil y rápida, debemos alfabetizarnos también en otras competencias, las cuales nos son mucho más exigentes, y altamente imprescindibles.

¿O acaso alguien aprendió en el colegio a leer imágenes?

Yo lo aprendí en la universidad, y me consta que hoy día hay docentes inmersos en esta misión tan necesaria.

Porque de la misma forma que pasa con un texto, quien no sabe interpretar una imagen, una fotografía o cualquier audiovisual, está a merced de poder ser engañado, manipulado, confundido.

Pero hay muchas más, y seguro que me dejo algunas competencias fuera del tintero, pero sería esencial procurar una alfabetización emocional, y en valores, y en autogestión y autoconocimiento, y en inteligencia interpersonal y gestión grupal, y en….

Que luego, los datos, lo cuantitativo, lo memorístico, se podrá aprender más tarde abriendo un libro.. que diga, buscando artículos en Google.

Ahí es donde reside la importancia del maestro, una función que no podría ser sustituida por un cíborg conectado a la world wide web.

El maestro nos acompaña, o nos debe acompañar, guiándonos, en la tarea de la comprensión del mundo exterior, y de nuestro propio mundo interior.

Algo que está muy lejos de la mera transmisión de cómo se lee, o cómo se suma.

No nos lanza a un camino, ni recorre nuestro camino. Más bien nos muestra diversos caminos que parten desde nosotros mismos, caminos que de otra forma no hubiéramos conocido, o que quizás podríamos conocer pero más complejamente.

Empezando por el maestro de Infantil que, a diferencia de lo que mucha gente piensa, su dedicación no consiste en que el niño aprenda a colorear y recortar, los números y las letras.

La responsabilidad de los y las maestras de Infantil es enorme, pues es en los primeros años donde los niños y niñas comienzan a construirse como personas: cómo responder a los estímulos, cómo interactuar con los iguales, cómo gestionar la frustración, cómo asentar conocimientos y destrezas….

En los primeros años, más que fichas (que podría ser lo cuantitativo, lo que se ve a simple vista y, por tanto, es más fácil evaluar), los niños y niñas aprenden a colorear el mundo que les rodea, comienzan a colorearse a sí mismos.

Y este imprescindible trabajo continuará en Primaria donde, una vez asentada las bases, lidiaremos con nuevos conflictos, buscando las mejores soluciones a los mismos.

Así, de la mano de compañeros, y maestros, y familia, por medio de la educación conformaremos nuestros distintos “yoes”, sin los cuales no podríamos desenvolvernos de la misma forma en el resto de escenarios que afrontemos.

Sin los pasos previos de la escuela, el resto de competencias que adquiriremos con los años no tendrían una base sólida sobre la que construirse, desde nuestro yo más emocional, espiritual y social, hasta nuestra parte más matemática y científica.

Es por ello que, sin intención de menospreciar ninguna otra profesión, que no debemos perder atención al oficio de la educación, la cual nos proporciona herramientas esenciales para toda la vida.

Si tuviera que mojarme, y elegir una sola profesión, tengo claro que elegiría la de docente como la primera, pues es desde su artesanía desde donde parten el resto de profesiones, así como otros conceptos de la vida, incluso los más complejos o incomprensibles.

La educación procura un aporte tan global que, al fin y al cabo, hablemos de lo que hablemos en adelante, todo podrá ser atribuido a una cuestión de educación….

Un comentario en “con educación, para la educación”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s