Cómo poner orden en un grupo de whatsapp

La famosa aplicación de comunicación WhatsApp tiene una cosa buena y una cosa mala.

La buena es que permite que todos los miembros de un grupo puedan compartir con los demás cualquier cosa. La mala, eso mismo.

Es una de las quejas, rozando la fobia, más sonada, causando auténtico pánico estar dentro de un grupo de esta aplicación, los cuales parece que se crean por cualquier motivo, justificado o no.

El colmo de nuestra era ha llegado hasta el pungo de que existan grupos de whatsapp para la comunicación formados por personas con las que no hemos hablado en la vida, salvo en dicho grupo (y a veces ni eso).

Crear un grupo de whatsapp para facilitar la comunicación (cuando alguna otra función como la difusión no nos vale) puede ser a veces útil, por lo que nos aventuramos a ello con pánico y resignación.

Sin embargo, a mí personalmente esta acción dejó de asustarme cuando comencé a aplicar la pedagogía del Tiempo Libre al uso de esta aplicación.

Una de las características del Tiempo Libre es la de buscar la forma de dinamizar positivamente grupos sociales.

Aunque sea mediante comunicación escrita, también podemos marcar pautas a seguir, dinámicas y normas para un correcto uso de un grupo dentro de esta aplicación.

Antes de continuar debo recordar que esto no funciona cuando el grupo no quiere, en el fondo, lo que se le va a proponer, porque hay que tener siempre claro en la gestión de grupos sociales que “un grupo hace lo que un grupo quiere hacer”.

Sin embargo en mi experiencia he podido comprobar como la mayoría de integrantes de los grupos en los que he aplicado lo que comento sí quieren y necesitan una serie de normas que, en ausencia de alguien que las establezca, no se desarrollan, mientras que el funcionamiento del grupo experimenta una mejora cualitativa cuando las normas son formuladas y reiteradas en casos concretos y puntuales.

¿Cómo poner orden en un grupo de whatsapp?

La clave para ello comienza compartiendo un mensaje con las instrucciones para un buen uso del grupo de whatsapp.

Seguir leyendo Cómo poner orden en un grupo de whatsapp

la educación ha de generar emoción

Cuando vemos una película en el cine la atención está sostenida a un punto fijo sobre el cual se nos genera una sensación de movimiento.

La atención se sostiene voluntariamente y el secreto de esta voluntariedad radica no solo en el contenido sino en la forma en la cual dicho contenido se nos presenta.

Estos dos elementos que acabo de explicar pueden dar como resultado muchas variables diferentes:

Un contenido magnífico presentado fantásticamente dará como resultado una película a la que todo el mundo prestará su máxima atención y, más aún, recordaremos durante mucho tiempo. Pero además, el mensaje nos llegará, y será asimilado.

Cuando hablo de mensaje hago referencia al proceso comunicativo, por lo que no estoy más que generalizando un concepto que, en realidad, conlleva muchísima más profundidad, y lo mismo sucede con la palabra “contenido”.

En un solo mensaje pueden existir múltiples textos y subtextos, comenzando por la intención comunicativa y terminando por las múltiples interpretaciones.

El proceso comunicativo, por su concepto de retroalimentación, conlleva un proceso social.

Y así mismo sucede con el concepto de educación, pues el proceso de enseñanza – aprendizaje conlleva inherentemente una interacción social.

Emisor (aspecto social), contenido (mensaje) y forma (metodología) son por lo tanto tres elementos a cuidar en el proceso educativo, pues podemos encontrarnos con un contenido pésimo y mal transmitido que no generará nada más que una pérdida de tiempo, pero también un buen contenido (por su importancia, relevancia e interés) que no se transmita correctamente y que, por lo tanto, no llegue a calar en aquellos que lo reciben.

O justo lo contrario, un contenido pobre pero que llegue a calar enormemente al ser transmitido mediante una mecánica extraordinaria.

Con todo esto me gustaría dejar claro no precisamente el hecho de que haya que hacer una u otra cosa, sino la importancia de saber reconocer estos elementos a la hora de estructurar cualquier proceso de enseñanza – aprendizaje.

Pero considero personalmente que faltaría un cuarto elemento que también copa la atención de todo aquel inmerso en el proceso de enseñanza – aprendizaje, incluso cuando no se es consciente de ello.

El cine como arte, y en su concepción de espectáculo que mueve al deleite, a la contemplación y al ánimo, genera sentimientos y emociones (Real Academia Española, 2018).

Es por ello que la educación no ha de ser una mera transmisión de contenidos, sino un punto de encuentro entre los miembros de un grupo social que crece a partir de un mensaje transmitido en una doble dirección, con un mensaje ya sea conceptual, procedimental o actitudinal, pero que ha de ser relevante, interesante, motivador y motivante, abierto y flexible, de espíritu crítico y democrático, y significativo.

Y por ello y para ello, es generado con una metodología activa, participativa, sorprendente, reveladora, y grupal, que llama la atención por sí misma e incita el interés, y que genera el deleite, el ánimo y la dimensión emocional.

Es así como el concepto de educación cierra su círculo en su dimensión conceptual, psicológica, individual, social y emocional.

Buscando que el discente crezca y, al mismo tiempo, dejando crecer (dos conceptos que no significan lo mismo).

Formando, que no deformando. Avanzando en grupo, y no empujando para que el grupo avance. A través de los diferentes aspectos de la persona, y de la persona en el grupo.

La educación ha de generar emoción….

Es la dimensión emocional, en conjunto con las otras mencionadas, las que nos marcarán en qué incidir, y en qué ritmo crecer.

Y es aquí donde debemos orientar la atención tanto del docente como de los alumnos y alumnas, y no tanto en los aspectos puramente conceptuales porque, en el fondo, y en palabras de Bona (2015), no importa tanto todo lo que sepas, los contenidos que hayas memorizado o los logros académicos que alcances, si eres incapaz de respetar a los que te rodean, o de saber cómo reaccionar ante los estímulos de la sociedad que nos rodea, o descubrir cómo alcanzar tu propia felicidad. 

  • Bona, C. (2015). La nueva educación. Barcelona: Plaza & Janes
  • Real Academia Española. (2018). Diccionario de la lengua española (23.3a ed.)

Programación de campamento

¿Cómo elaborar una buena programación para un campamento?

Una de las tareas fundamentales a desarrollar durante la pre Actividad de Tiempo Libre es la realización de la Programación de Actividad.

Una programación de actividad de Tiempo Libre nos permite reflejar cómo va a desarrollarse dicha actividad, y es sin duda alguna una herramienta fundamental para un campamento de verano.

En una programación de campamento vamos a detallar desde aspectos logísticos hasta el desarrollo de los objetivos, metodología y las actividades propuestas para esta Actividad de Tiempo Libre.

¿Qué puntos debo abarcar en mi programación de campamento?

Para todos aquellos coordinadores de Tiempo libre, o equipo de monitores que quieran desarrollar este documento, pueden ver una guía de la misma dentro de esta web de Tiempo Libre y Educación.

Ver la página DE LA PROGRAMACIÓN A LA MEMORIA DE CAMPAMENTO

En esta página podréis ver la tabla de contenidos que he desarrollado a lo largo de mi experiencia en Tiempo Libre, con los puntos principales para la programación de campamentos.

Esencialmente, los puntos a desarrollar en la programación de campamento, y que amplío en este enlace, son los siguientes:

  • Los datos de la Actividad de Tiempo Libre
  • El calendario por días y los horarios
  • Las actividades transversales y excursiones
  • Todo el contenido de actividades, textos, recursos a utilizar
  • Las especificaciones de logística, seguridad, normas, materiales….
  • Datos necesarios de participantes o grupos y ambientación

Es importante puntualizar que un campamento es una actividad inmensamente viva, por lo que es la programación la que se tiene que ajustar al mismo y no al contrario, y por ello podrán existir infinidad de formas distintas de organizar esta misma tabla de contenidos.

Como con el resto de recursos para el Tiempo Libre, espero que esta nueva página dentro de la web La Invención del Fuego pueda ser de utilidad.

Si te sirvió, no conocías algún punto o crees que falta algo importante: ¡comparte mediante un comentario!