Juegos en el aula: puja de valores

¿Cuánto vale el amor? ¿Cuánto el respeto, la tolerancia, el cariño o la esperanza? No hay cantidad que responda a eso….

Esta será una de las reflexiones con las que cerremos esta actividad para realizar en clase, consistente en una dinámica de grupo convertida en juego.

En este juego para el aula, los alumnos separados por grupo recibirán una cantidad de dinero concreta, y el docente irá dando a conocer distintos valores o virtudes, por los cuales los grupos pujarán para finalmente recontar quién ha logrado obtener más.

Este puede ser sin duda uno de los juegos para el aula más interesantes, para implementar como actividad al inicio de curso.

  • Por un lado te permite pasar un tiempo divertido y enriquecedor.
  • Por otro, permite fortalecer la confianza y la distensión por grupos, algo ideal para una clase al inicio del colegio.
  • Y por último, permite muchas reflexiones en torno a los valores, dando pie a plantear cuáles queremos potenciar durante el curso escolar.

Y, a diferencia de muchos otros que os presento en este blog de educación, no es original: este juego de valores lo he aprendido (y utilizado mucho) en diversas actividades de Tiempo Libre, sin poder deciros con exactitud su autoría.

Juego: Puja de valores

Esta actividad para inicio de curso es primeramente una dinámica de grupo, pues su objetivo principal será la reflexión posterior. Pero veámosla primero como juego.

(Recuerda: para explicar juegos en clase, método SODA)

Para los preparativos:

  • Buscaremos papelitos o fichas que puedan servir de dinero.
  • Realizaremos carteles con cada uno de los valores a pujar.
  • Estableceremos unas cantidades de salida para las pujas.
  • Formaremos los grupos de participantes.

Otorgamos una cantidad de dinero a cada grupo: deberán racionalizarlo lo más convenientemente.

Explicamos el juego: en cada ronda mostraremos el cartel de un valor por el cual cada grupo pujará.

El grupo que puje con la cantidad más alta, se lleva el valor, perdiendo el dinero pujado.

El cartel del valor se queda visible junto al grupo, para mostrar que ese grupo ya obtuvo ese valor.

Y se pasa a subastar el siguiente cartel de valor.

Ejemplo de valores que saldrían a subasta, con sus costes iniciales:

  1. Libertad. Precio de salida: 100 ¿monedas? ;D
  2. Generosidad. Precio de salida: 100
  3. Humildad. Precio de salida: 200
  4. Empatía (o cariño). Precio de salida: 200
  5. Igualdad.Precio de salida: 300
  6. Confianza. Precio de salida: 400
  7. Tolerancia. Precio de salida: 400
  8. Valentía. (o fortaleza). Precio de salida: 500
  9. Respeto. Precio de salida: 500
  10. Amor (o amistad). Precio de salida: 600

Cuando un grupo se queda sin dinero, no puede pujar más, esperará a que el resto termine.

El objetivo es terminar el juego con el mayor número de valores, o con los mejores valores que van a ser subastados.

Pero claro, aquí una pregunta importante a reflexionar a posteriori.

¿Cuál es el mejor valor que podríamos comprar para nuestro grupo de clase?

Dinámica: Puja de valores

Son muchas las reflexiones que podemos plantear tras finalizar esta actividad, pero además muy seguramente los alumnos comentarán nuevas reflexiones muy enriquecedoras.

Por destacar algunas, podríamos comenzar preguntando a cada grupo por qué ha comprado el valor o valores que tienen, por qué consideran que valen el coste que han pagado.

¿Qué significa en profundidad el valor que tienes, qué significa tenerlo, cómo puedes aplicarlo, por qué es tan importante….?

Por otro lado, también podríamos romper el juego reflexionando en torno a la inmaterialidad de lo que hemos pujado.

¿Se pueden comprar realmente estos valores en el día a día? Si no valen dinero, ¿por qué son tan valiosos? Si no se compran, ¿cómo podemos enriquecernos con estos?

O también podríamos buscar qué valores queremos potenciar en la clase durante el presente curso escolar, y descubrir así la forma de ganar realmente a este juego de valores.

¿Cómo puede ser que pujamos mucho por un valor, y luego no lo aplicamos en nuestro día a día? Si consideramos un valor muy, precisamente, valioso, no podemos fallar al aplicarlo a nuestro alrededor.

No ganaba quien se hacía con el valor más valioso, pues todos lo son. Ni quien más valores lograra reunir porque de nada sirve almacenar en un lugar vacío.

Gana quien logra ponerlos al servicio de los demás: así es como cobran su valor.

Por último, mencionar dos posibles variantes al juego como pueden ser los eventos, o el estilo de puja ciega.

El concepto de evento es que, en cada ronda, puede suceder algo imprevisto a todos los grupos por igual, algo que permita una ganancia o pérdida de dinero, un nuevo súper valor a subasta, una pérdida de un valor a cambio de una retribución de dinero, una compra venta de valores entre grupos….

El juego Santa Marta, una también posible actividad para el aula, incorpora eventos en su desarrollo.

Y el concepto de puja ciega es tan solo que cada grupo decide cuánto pujar, en secreto, y a la vez todos los grupos dicen su cifra elegida.

Aquel que más alto haya pujado, se lleva el valor, perdiendo el coste elegido, pudiendo todos los grupos perder lo pujado en esta variante, o solo aquel que obtuvo el valor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s