Cómo hablar en público

¿Alguna vez habéis hecho una vía ferrata?

Da mucho miedo, ¿verdad? Asciendes por una montaña de escaloncito en escaloncito, sujeto tan solo por una vaga que une tu arnés a un cable de acero.

Los primeros 20 metros son los complejos: ahí es donde el vértigo se hace presente, mezclado con la inseguridad de los primeros pasos. Pero una vez superas estos, el resto de la experiencia se torna algo más sencilla. (Salvando algún paso más complejo o diferente).

Tu miedo aquí puede ser el miedo a caer, ya sea al suelo o hasta que el siguiente enganche te sujete, lo cual puede suponer un golpe bastante importante.

¿Cómo vencemos este miedo?

Muy sencillo: siendo muy conscientes de qué es aquello que te evita la caída antes comentada, es decir: ser conscientes de cómo engancharse en cada tramo de seguridad.

Concentrado en ello, una vez que lo tienes claro, que lo dominas, que ves que es fácil, el miedo se disipa.

En el momento en que conectas tu mosquetón al enganche oportuno, la subida fluye. Y el proceso se repite en cada tramo.

Con el miedo a hablar en público sucede algo similar que en la escalada, solo que en este caso tienes que localizar cuáles son tus enganches fundamentales:

  • Contenido: ¿Dominas lo que vas a hablar? ¿No? Normal que no estés seguro. Pero, si lo tienes claro, déjate llevar, sé tu mismo….
  • Actitud: Disfruta. No compartas conceptos, compártete a ti mismo. No pienses lo que dices, siente lo que dices, con confianza.
  • Espacio: Lo primero que hago yo es recorrer el escenario, o el espacio desde el que comunicar. Familiarizarte te permitirá tener controlado cualquier aspecto del entorno.
  • Tiempo: Mide qué vas a decir, cómo y en qué tiempo para poder racionalizar el contenido.
Seguir leyendo Cómo hablar en público

Clásicos del teatro

En una de las últimas actividades de Tiempo Libre en la cual participaba, decidimos tener como actividad una velada de actuaciones.

Aunque era una actividad ya programada, no pudimos prepararla a lo grande, como a un buen amante de la dramaturgia le gustaría.

Pero en Tiempo Libre, como bien sabréis los que os dedicáis a esta ciencia (o arte), la improvisación es una virtud que cotiza al alza, pues en todo momento se están renovando las actividades.

Y, aunque programada, la velada iba a tener sí o sí un alto porcentaje de actuaciones improvisadas.

¿Un problema? En absoluto pues, son en estos momentos cuando uno echa mano de los clásicos del teatro:

Actuaciones y elementos de velada ya conocidos, ya utilizados, en la mochila de recursos, y que sobre todo son claves para el éxito de esta actividad.

Puesto que elaboré una lista con algunos de estos recursos de animación, he querido compartirla con el blog.

Y comenzaré con algunas actuaciones de velada para el Tiempo Libre y la educación no formal.

ACTUACIONES DE VELADAS

Seguir leyendo Clásicos del teatro