Todas las entradas por javimowgli

Profesional del #TiempoLibre y la #Animación: tras una auténtica vuelta a ese mundo, adentrándome ahora en el de la #educación y la #pedagogía. Trabajando en infancia desde la infancia. Monitor de tiempo libre desde los tiempos del mamut. Empresario en ocio educativo. Director y profesor en una escuela de tiempo libre. Cordinador de grupo de animación infantil y juvenil. Voluntariado. Team building, coaching y bosque aventuring. Soy de la Casa Roja, y mi tótem es un león marino.

El proceso educativo, como el cine….

La educación ha de generar emoción….

Esto mismo reflexionaba en una entrada anterior en la cual comparaba el proceso educativo, a una película cinematográfica.

Y más concretamente, reflexionaba en torno a dos elementos, contenido y forma, o lo que es lo mismo: lo que se cuenta, y cómo se cuenta.

Volviendo a estos dos elementos en este nuevo post, decir que contenido y forma se fusionan de tal manera que aunque podamos trabajarlos separadamente, al final el espectador lo recibe como un todo, igual que el discente con cualquier propuesta educativa.

Esto se da hasta el punto de llegar a varias casuísticas, como pueda ser la de que un contenido interesante o relevante pueda resultar tedioso transmitido con una metodología que sea tediosa y viceversa; o que un contenido más complejo de asimilar puede llegar a ser recibido con gran entusiasmo.

Esto nos lleva también a situaciones en las cuales la metodología se convierte en el centro de todo el proceso, sin importar tanto lo que se quiere transmitir.

Algo que a primera vista pueda sonar bien: una buena metodología que sirva para absolutamente todo. Si alguien la conoce, se agradecerá que la comparta en comentarios.

Las buenas películas son aquellas que no se anclan a un género, sino aquellas que buscan la mejor manera para transmitir cada momento de su historia.

Mientras que en muchas películas de género suele suceder lo que el espectador ya sabe que va a suceder, y además espera que así suceda, repitiéndose la fórmula una y otra vez, pasando a un segundo plano el contenido de la trama.

Volviendo al aula:

Cuando la atención de la clase, debido a su metodología principal y a su forma de presentación de los contenidos, se centra básicamente en las normas, la rutina, y el imperioso avance burocrático que marca el docente para cumplir con los objetivos y la programación, el contenido se disuelve hasta el punto de que deja de ser relevante a favor de los nuevos objetivos que surgen, de lo nuevo que se espera de la clase:

Atender, no alborotar, estar al día con las tareas, y avanzar con lo propuesto.

Lo cual no es malo, o al menos desde mi punto de vista sí genera aprendizaje. Pero es más un aprendizaje de las formas, y no tanto del contenido.

En estos casos, la forma se come al contenido: en importancia, en atención, en sistema de medición y evaluación….

«En la escuela los niños de corta edad desperdician mucho tiempo y esfuerzo imaginándose qué es lo que quiere el profesor y, generalmente, llegan a la conclusión de que se trata de ser pulcro, recordar o hacer algunas cosas en un cierto momento o de una determinada forma».

Bruner (1971, p. 209).

Tener como objetivo que el grupo clase se porte bien y siga las tareas diarias es mucho más sencillo que lograr una transmisión real, relevante y cercana de contenidos, actitudes, valores o emociones.

Esto requiere encontrar las formas adecuadas para cada propuesta.

Y además, saber manejar la atención para que cambie de un punto a otro.

Y a esto muchas veces los docentes le tenemos miedo.

Sí, por qué no decirlo: nos aterra más la variante cambiante en la cual tengas que ganarte la atención constantemente, frente a la posibilidad de que la clase esté siempre sentada, callada y atenta a cada avance de la misma.

Al igual que en el cine cada historia merece su propia forma de ser contada, cada acto educativo debe buscar su forma única y transformadora de generar la emoción que nos llega por dentro, que nos hace crecer.

  • Bruner, J. (1971). The relevante of Education. London: Penguin

Mamá, me ha picado un pollo

En escena, sin llamar mucho la atención, vemos dos personajes. Uno parece estar grabando. Es el cámara. El otro, observa la escena sentado en una silla, posiblemente con gafas y gorra. Es el director/a.

Pero no nos percataremos de su presencia hasta que hablen, o quizás aparezcan más tarde.

Y el teatro comienza.

Primera toma: desganados

Una niña/o entra a escena, y se pasea. El actor parece actuar totalmente desganado.

Por el otro extremo, aparece un animal, un pollo por ejemplo. Realmente será una actor o actriz que tan solo se limita a agitar sus alas, y mueve la cabeza adelante y atrás, muy cómicamente.

Pero al igual que el resto de personajes, parece actuar muy mal, con fallos, o desganado, o aburrido.

Ambos personajes se encuentran y, entonces, el pollo pinza al niño, quien cae al suelo (falsamente), y empieza a quejarse.

  • Niño: Ay, ay, ay.

El pollo se aleja de la escena con su movimiento peculiar. El niño grita.

  • Niño: Mamá, mamá. Me ha picado un pollo.

Un nuevo personaje, la madre, o el padre, aparece en escena buscando a su hijo.

  • Madre: Dime hijo, ¿qué ha pasado!
  • Niño: Me ha picado un pollo.
  • Madre: ¿Dónde!
  • Hijo: Aquí.

El niño se señala en el brazo. La madre observa, y llama en grito.

  • Madre: Espera hijo, llamaré a la ambulancia. ¡Ambulancia! ¡Ambulancia!

Dos nuevos actores entran a escena, girando ambos el brazo sobre su cabeza.

  • Ambulancia: Ni, no, ni, no, ni, no.

Entonces, el director aparece de golpe y corta la escena, pues esta no ha salido como quería. También veremos aparecer al cámara, con una cámara o, quizás, con una claqueta.

  • Director: Corten, corten, corten. No puede ser. No están actuando con ganas. Esta escena necesita más energía, más chispa, más potencia. ¡Suéltense la melena! Vamos a repetir pero por favor, ahora, háganlo con un poco más de vidilla, de velocidad.

Los actores, desganados, vuelven a sus puestos y se preparan. También el director y el cámara, quien prepara la cámara, o quizás marque la claqueta.

En cualquier caso es importante que veamos que hay una cámara, y que el cámara la prepara y graba con esta.

  • Cámara: Mamá me ha picado un pollo, escena uno, toma dos.
  • Director: ¡Acción!

Segunda toma: A cámara rápida

Ahora, los actores tratarán de repetir exactamente lo mismo que han hecho y dicho, pero todo a cámara rápida, exagerándola de una forma cómica.

Como era de esperar, el director nuevamente para la escena.

  • Director: Corten. No puede ser, no puede ser. ¿Me están tomando el pelo? Una cosa es con más vida, y otra cosa a súper velocidad. Que no es una película para Flash. Traten de hacerlo más lento, por favor. ¡A sus puestos!

Todos vuelven a sus puestos, tanto actores como el cámara.

  • Director: ¡Acción!

Tercera toma: A cámara lenta

La escena se repite igual, pero los actores avanzan y hablan súper lento. Se pueden incluir movimientos graciosos, exagerados, y voces graves para que la escena sea más cómica.

El director, posiblemente esta vez antes, para nuevamente la escena.

  • Director: Pero vamos a ver, ni calvo ni con tres pelucas. Ni una cosa ni la otra. Algo normal, suave, básico, con tranquilidad pero con chispa, con arte, con gracia, con guasa, con alegría niño, vamos a meterle alegría. ¡Acción!
Seguir leyendo Mamá, me ha picado un pollo

Cómo hablar en público

¿Alguna vez habéis hecho una vía ferrata?

Da mucho miedo, ¿verdad? Asciendes por una montaña de escaloncito en escaloncito, sujeto tan solo por una vaga que une tu arnés a un cable de acero.

Los primeros 20 metros son los complejos: ahí es donde el vértigo se hace presente, mezclado con la inseguridad de los primeros pasos. Pero una vez superas estos, el resto de la experiencia se torna algo más sencilla. (Salvando algún paso más complejo o diferente).

Tu miedo aquí puede ser el miedo a caer, ya sea al suelo o hasta que el siguiente enganche te sujete, lo cual puede suponer un golpe bastante importante.

¿Cómo vencemos este miedo?

Muy sencillo: siendo muy conscientes de qué es aquello que te evita la caída antes comentada, es decir: ser conscientes de cómo engancharse en cada tramo de seguridad.

Concentrado en ello, una vez que lo tienes claro, que lo dominas, que ves que es fácil, el miedo se disipa.

En el momento en que conectas tu mosquetón al enganche oportuno, la subida fluye. Y el proceso se repite en cada tramo.

Con el miedo a hablar en público sucede algo similar que en la escalada, solo que en este caso tienes que localizar cuáles son tus enganches fundamentales:

  • Contenido: ¿Dominas lo que vas a hablar? ¿No? Normal que no estés seguro. Pero, si lo tienes claro, déjate llevar, sé tu mismo….
  • Actitud: Disfruta. No compartas conceptos, compártete a ti mismo. No pienses lo que dices, siente lo que dices, con confianza.
  • Espacio: Lo primero que hago yo es recorrer el escenario, o el espacio desde el que comunicar. Familiarizarte te permitirá tener controlado cualquier aspecto del entorno.
  • Tiempo: Mide qué vas a decir, cómo y en qué tiempo para poder racionalizar el contenido.
Seguir leyendo Cómo hablar en público

Clásicos del teatro

En una de las últimas actividades de Tiempo Libre en la cual participaba, decidimos tener como actividad una velada de actuaciones.

Aunque era una actividad ya programada, no pudimos prepararla a lo grande, como a un buen amante de la dramaturgia le gustaría.

Pero en Tiempo Libre, como bien sabréis los que os dedicáis a esta ciencia (o arte), la improvisación es una virtud que cotiza al alza, pues en todo momento se están renovando las actividades.

Y, aunque programada, la velada iba a tener sí o sí un alto porcentaje de actuaciones improvisadas.

¿Un problema? En absoluto pues, son en estos momentos cuando uno echa mano de los clásicos del teatro:

Actuaciones y elementos de velada ya conocidos, ya utilizados, en la mochila de recursos, y que sobre todo son claves para el éxito de esta actividad.

Puesto que elaboré una lista con algunos de estos recursos de animación, he querido compartirla con el blog.

Y comenzaré con algunas actuaciones de velada para el Tiempo Libre y la educación no formal.

ACTUACIONES DE VELADAS

Seguir leyendo Clásicos del teatro

Cineforum: Luca

Hoy os traigo una actividad de cineforum en torno a la película «Luca«, de Enrico Casarosa.

Esta película de animación de 2021, producida por Pixar y Disney, es la última que nos presenta este estudio, una auténtica maravilla para trabajar diversos valores y emociones.

Es una película sencilla en su estructura, pero profunda en su desarrollo, aunque esta vez no voy a profundizar en su reseña, sino que voy a destacar algunos aspectos interesantes para trabajar de cara a una actividad educativa de cineforum.

Más concretamente, vamos a ver tres valores, y tres emociones, y algunas preguntas que puedan ayudar a la reflexión para una dinámica de grupo de cineforum.

VALORES EN LA PELÍCULA LUCA

Aunque aquí destaque solo tres, encontramos más valores en esta película familiar.

Es por ello que podríamos comenzar nuestra dinámica de cineforum compartiendo qu´valores hemos aprendido o vemos

El valor de la tolerancia

¿Cómo te sentirías si fueses Luca, rechazado por toda una aldea? ¿Crees que está bien rechazar a las personas solo por su lugar de procedencia?

Luca, y su familia, son llamados «monstruos marinos», tan solo por, lo que parece, una tradición que viene de atrás. ¿Por qué sería esto?

¿Tiene sentido que se mantenga ese miedo a los de su especie?

Sin embargo, ¿son de verdad monstruos marinos? ¿Hay que seguir rechazándolos? ¿Qué sucede cuando les conocemos más de cerca?

El valor del esfuerzo

¿Tenían posibilidades los protagonistas en ganar la carrera? Y sin embargo, continúan poco a poco luchando para intentar conseguir su propósito.

¿Qué hubiera pasado si se hubieran rendido al inicio? Jamás hubieran ganado.

Aunque sea costoso, ¿cómo debemos afrontar las metas?

¿Cómo nos sentimos cuando las alcanzamos?

¿La hubieran logrado más fácilmente separados, o juntos?

El valor de la amistad

¿Cómo es la amistad de los distintos personajes en esta película?

En este punto podemos trabajar la amistad de los personajes, resaltando un aspecto importantísimo:

Los actos puros de amistad de los protagonistas son elecciones libres, decisiones conscientes que toman para que el otro sea más feliz, para que el otro gane.

La amistad verdadera es aquella que es entrega desinteresada, y no un dar tras recibir algo a cambio.

TRABAJANDO LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Todo trabajo de inteligencia emocional en educación es esencial y muy enriquecedor.

Seguir leyendo Cineforum: Luca

Eduketing 2021

El próximo 25 de noviembre participaré como ponente en una nueva edición del Congreso Internacional de Marketing Educativo Eduketing.

Esta es una iniciativa muy interesante que reúne por un lado al arte del hacerse visible, con el maravilloso mundo de la educación.

Tuve la suerte de poder asistir a la anterior edición de este congreso, en la que hubo ponencias en torno a herramientas de marketing o innovación educativa.

Pero también en torno a la creatividad, la inteligencia emocional, la mejora de los espacios de trabajo, la implementación de herramientas tecnológicas educativas, o distintas técnicas para hacer más visuales los factores diferenciadores de los distintos centros educativos.

En la página web de Eduketing se puede ver como también este año contará con charlas muy interesantes en torno al ámbito del marketing educativo.

Además en la presente edición de este congreso internacional participaré como ponente con la presentación «Una palabra vale más que mil palabras«.

Esta será una ponencia en torno a los procesos creativos, con herramientas prácticas para mejorarlos.

Os dejo con la descripción de la ponencia en Eduketing 2021:

Una palabra vale más que mil palabras

¿Se imaginan una reseña a esta ponencia que contenga una pregunta excesivamente larga hasta el punto de que una vez terminada sería bastante complejo descifrar exactamente qué estaba diciendo o siquiera preguntando?

En marketing es crucial ser conciso y, no solo breve que dos veces bueno, diría el refrán, sino también saber dar en el clavo, esto es: saber transmitir la esencia de lo que quieres comunicar.

En esta ponencia quiero desvelar algunos consejos personales, partiendo de mi experiencia laboral, sobre cómo lograr ser más concisos y visuales frente a la a veces excesiva información de esta «era online«.

Juegos en el aula: puja de valores

¿Cuánto vale el amor? ¿Cuánto el respeto, la tolerancia, el cariño o la esperanza? No hay cantidad que responda a eso….

Esta será una de las reflexiones con las que cerremos esta actividad para realizar en clase, consistente en una dinámica de grupo convertida en juego.

En este juego para el aula, los alumnos separados por grupo recibirán una cantidad de dinero concreta, y el docente irá dando a conocer distintos valores o virtudes, por los cuales los grupos pujarán para finalmente recontar quién ha logrado obtener más.

Este puede ser sin duda uno de los juegos para el aula más interesantes, para implementar como actividad al inicio de curso.

  • Por un lado te permite pasar un tiempo divertido y enriquecedor.
  • Por otro, permite fortalecer la confianza y la distensión por grupos, algo ideal para una clase al inicio del colegio.
  • Y por último, permite muchas reflexiones en torno a los valores, dando pie a plantear cuáles queremos potenciar durante el curso escolar.

Y, a diferencia de muchos otros que os presento en este blog de educación, no es original: este juego de valores lo he aprendido (y utilizado mucho) en diversas actividades de Tiempo Libre, sin poder deciros con exactitud su autoría.

Juego: Puja de valores

Esta actividad para inicio de curso es primeramente una dinámica de grupo, pues su objetivo principal será la reflexión posterior. Pero veámosla primero como juego.

(Recuerda: para explicar juegos en clase, método SODA)

Para los preparativos:

  • Buscaremos papelitos o fichas que puedan servir de dinero.
  • Realizaremos carteles con cada uno de los valores a pujar.
  • Estableceremos unas cantidades de salida para las pujas.
  • Formaremos los grupos de participantes.
Seguir leyendo Juegos en el aula: puja de valores

Actividades para inicio de curso

A muy poquito de comenzar un nuevo curso escolar, recopilo en esta entrada 6 + 1 actividades para el aula, para desarrollar en clase durante este curso escolar.

El más uno hace referencia a la próxima entrada, pues compartiré una nueva dinámica de grupo / juego para el aula.

Todos los recursos para el aula y el Tiempo Libre están además en este enlace de aquí.

Estas actividades que os destaco fueron diseñadas para momentos concretos, y es por tanto esencial fijarse muy bien si es la actividad más idónea para cubrir los objetivos propuestos, según las necesidades del grupo clase.

Aquí las explico brevemente, junto a sus enlaces para que podáis consultarlas tranquilamente.

DINÁMICA DE GRUPO: COMPARTIR EN EL AULA

Dinámica de grupo esencial para cubrir una de las necesidades de todo ser humano: «ser comprendidos».

Ideal para una clase que ya se conoce, pues permite que sus miembros se conozcan todavía más profundamente, desarrollando empatía, diálogo, escucha y autoconocimiento.

Además es una actividad para el aula que puede desarrollarse de manera transversal, cubriendo objetivos de diversas materias, y no solo como un recurso de tutoría de inicio de curso.

LOS CÍRCULOS CONCÉNTRICOS

Un auténtico clásico en el Tiempo Libre, e ideal para dar comienzo una larga etapa como puede ser un curso escolar.

Es una dinámica de grupo inicialmente de presentación y de conocimiento de nombres, que puede pasar, según las órdenes que planteemos, a convertirse en una fantástica actividad para el aula de distensión y confianza, o incluso de evaluación inicial.

DINÁMICA DE GRUPO LOS GURRUÑOS

Tanto la anterior como esta son dinámicas de grupo que debemos variar un poco según si los alumnos se conocen o no entre ellos.

Esta en concreto es muy interesante para mejorar en lo interpersonal, descubriendo que durante este curso escolar, lo más seguro es que en la clase haya roces:

Pero lo que importa no es que rocemos o no con el compañero, sino en cómo resolvemos dichos roces.

VARIANTES PARA CUENTA CUENTOS

En esta otra entrada os presento algunas ideas que se pueden implementar para una actividad de cuenta cuentos.

Ya sea por el objetivo en sí de contar un cuento, con algunos de los recursos que ahí os presento o que encontréis; o ya sea por querer contar algún cuento que presente unos valores muy interesantes.

Ambas son dos buenas razones para desarrollar una actividad en el aula de este tipo.

DINÁMICA DE GRUPO PARA UNA CLASE DE PRIMARIA

La Dinámica de la Aldea es en realidad una manera ambientada de otorgar roles dentro del aula, con el objetivo de lograr una cooperación para un buen clima, y una conciencia de equipo más fuerte.

JUEGO DE KIM

Una de las actividades para el Tiempo Libre claves, e igualmente potente en el ámbito de la educación.

Este es un juego que se desarrolla en el escultismo, y nace en la novela de Rudyard Kipling Kim.

¿Y por qué es tan beneficioso el desarrollo de habilidades de observación dentro del grupo y del ámbito de la educación?

Pues por dos motivos fundamentales:

Primero, para generar un despertar cognitivo, un estado de alerta que favorezca la atención y el desarrollo de conceptos.

Y segundo, para potenciar la empatía y, con esta, las relaciones interpersonales.

recursos para el tiempo libre

En pleno transcurso de una Actividad de Tiempo Libre quiero compartir hoy un recopilatorio de las que podrían ser las actividades de campamento que más suelo utilizar.

O las que quizás pueda considerar más recurrentes, ya sea por su sencillez, por el exitoso logro de sus objetivo o por ambos aspectos a la vez.

Son todas estas actividades para el tiempo libre ya compartidas en La Invención del Fuego, por lo que ya están explicadas.

Así, me limitaré tan solo a destacar por qué creo que es un buen recurso para el tiempo libre (como digo, exitoso, sencillo y recurrente).

¿De qué nos puede ser útil este resumen para todos aquellos que os encontráis en temporada alta de campamentos y otras actividades de tiempo libre?

Pues porque siempre debemos acudir a una actividad de tiempo libre con unas 5 actividades en mente:

Recursos en la mochila de monitor, que le llaman algunos, o actividades en el banquillo (aparte de las programadas).

Sea como sea, es fundamental tener en mente juegos, dinámicas, canciones…. para lanzar en un momento dado de campamento.

Y acabo con el ejemplo que siempre utilizo al explicarlo a monitores:

Las actividades son como los chistes. Si te pregunto si te sabes alguno, me dices que muchísimos. Pero si te pido que me cuentes uno, tienes que pararte a pensar y hacer memoria.

Esto no pasa cuando recientemente nos han contado alguno, o llevo preparado algunos chistes, es decir: ya los tengo en mente.

Pues lo mismo pasa con las actividades de tiempo libre: como monitores es fundamental que antes de comenzar tengamos 4 ó 5 actividades pensadas para desarrollar en un momento dado.

Aquí recopilo algunos recursos del tiempo libre, así como actividades cortas o ideas para otras más desarrolladas.

RECURSOS PARA EL TIEMPO LIBRE

  1. Dinámica para la atención:
    En cualquier momento que necesites recuperar la dirección de una actividad: ¡Manos! Funciona como dinámica, siendo casi un van de velada, y como juego, por lo que puede ser ideal para un momento concreto, sobre todo si aún no conoces mucho al grupo.
  2. Dinámica de presentación, distensión y confianza:
    Los círculos concéntricos es posiblemente uno de los recursos del tiempo libre más útiles, con una magnífica consecución de objetivos, así como enorme sencillez de implementación, y siendo casi un auténtico cajón de sastre donde añadir cualquier actividad u objetivo que necesites, durante el transcurso de la misma.
    No es una dinámica mía, la aprendí hace muchísimos años, desconozco la autoría. A quien sea, ¡gracias!
  3. Dinámica y juego de confianza
    El juego del desconocido puede parecer a simple vista muy sencillo y poco divertido, y es cierto que con algunos grupos puede no funcionar. Pero he podido comprobar personalmente que puede llegar a ser una fantástica actividad de confianza para un grupo que ya se conoce, y muy sencilla de desarrollar.
  4. Dinámica / juego de observación:
    No hay campamento que se precie sin una buena dinámica o juego de observación. Una de las posibilidades es Señales en el cielo, aunque hay muchas opciones muy sencillas de montar, muy divertidas como juegos transversales, y muy enriquecedoras.
  5. Juego de rastros
    Juego de pistas, gran juego, búsqueda del tesoro, gran gymkhana… Sea lo que sea que necesites montar, la dinámica de rastros scout puede ser la solución.
    Yo personalmente siempre tengo preparado unas flechas impresas y plastificadas para montar circuitos a seguir en un momento dado.
    Lo he hecho tanto en campamentos, como en animación e incluso en educación formal, en el colegio. Éxito asegurado.
  6. Juegos de presas
    En esta entrada explico el concepto de presas en los juegos, y diversas formas de hacer presa, que dan como resultado distintas dinámicas a aplicar en miles de posibilidades de juegos distintos.
    Un clásico, la presa mediante cola de zorro, con un pañuelo colgando de atrás, eliminado al contrincante al quitárselo. Si a esto le sumas un objetivo al final de un marco de juegos, en un juego de campos, ya tienes una posibilidad de Capturar la bandera, o similares.
  7. Mini pruebas
    Y por otro lado, el concepto de mini pruebas, para montar una gymkhana, o un gran juego con objetivos más allá de las mini pruebas y una buena ambientación, como pueda ser Héroes a las mazmorras, el cual recomiendo enormemente.
  8. Juegos improvisados
    Y por último y a falta de poder compartir también canciones y danzas, una batida de tres juegos que pueden salir de manera improvisada en cualquier momento. En concreto, los tres que tienen en común el famoso piedra, papel, tijeras. ¡Espero que los disfrutéis!

una aldea en clase

Dinámica de grupo para una clase de Primaria

Esta clase es una aldea, y todos nosotros somos aldeanos. ¿Podremos vivir en paz….?

Para ello no basta con que lo queramos, con que lo digamos, o con que el profe ponga orden: todos tenemos que poner de nuestra parte.

El hecho de que no siempre pueda haber orden en una clase no tiene por qué ser culpa de nadie, es más: no debemos focalizar nuestra atención en quién sí o quién no pone orden, sino en los porqués ya que a veces, no logramos una clase en paz porque no todos los que la integramos sabemos cómo hacerlo, o por falta de herramientas.

No todos (también adultos) sabemos qué debemos hacer en cada una de la infinidad de situaciones que pueden darse dentro de un grupo humano, y es por ello que no siempre continuamos el camino que nos proponemos recorrer. No es algo que solo les cueste a alumnos de Primaria.

Hoy os traigo una dinámica de grupo para implementar en una clase de Primaria, con el objetivo de mejorar la convivencia en la misma, y la consecución de objetivos.

Como os recuerdo con el resto de recursos de educación para el aula y el Tiempo Libre, este lo he diseñado para un entorno concreto por lo que, muy seguramente, debas adaptarlo a tu grupo o situación.

DINÁMICA DE LA ALDEA

La primera parte de la dinámica consistiría en ambientar al grupo clase como una auténtica aldea, aunque valdrían otras ambientaciones más cercanas o motivadoras.

Lo importante es que reforcemos la idea de unión y equipo, de trabajo comunitario, y de proponer unos objetivos comunes.

Por ello, continuaremos proponiendo dichos objetivos.

En el caso concreto en el que diseñé esta dinámica, existían niveles académicos muy diferentes de cara a una asignatura, y por ello les reforcé la idea no de lograr el buen transcurso de dicha asignatura para que todos pudiéramos aprender en un entorno acogedor, sino además lograr entre todos el éxito de toda la clase.

Es decir: La comprensión y buenos resultados académicos de todos los compañeros como objetivo comunitario.

La dinámica de grupo la completé con otros elementos de otras actividades que no describo aquí para poder centrarme en la dinámica de roles que explico a continuación, y que permiten un reparto de responsabilidades entre los miembros del grupo clase, buscando empoderar a los alumnos para que juntos podamos alcanzar los objetivos propuestos.

Seguir leyendo una aldea en clase