Archivo de la etiqueta: campamentos

Programación de campamento

¿Cómo elaborar una buena programación para un campamento?

Una de las tareas fundamentales a desarrollar durante la pre Actividad de Tiempo Libre es la realización de la Programación de Actividad.

Una programación de actividad de Tiempo Libre nos permite reflejar cómo va a desarrollarse dicha actividad, y es sin duda alguna una herramienta fundamental para un campamento de verano.

En una programación de campamento vamos a detallar desde aspectos logísticos hasta el desarrollo de los objetivos, metodología y las actividades propuestas para esta Actividad de Tiempo Libre.

¿Qué puntos debo abarcar en mi programación de campamento?

Para todos aquellos coordinadores de Tiempo libre, o equipo de monitores que quieran desarrollar este documento, pueden ver una guía de la misma dentro de esta web de Tiempo Libre y Educación.

Ver la página DE LA PROGRAMACIÓN A LA MEMORIA DE CAMPAMENTO

En esta página podréis ver la tabla de contenidos que he desarrollado a lo largo de mi experiencia en Tiempo Libre, con los puntos principales para la programación de campamentos.

Esencialmente, los puntos a desarrollar en la programación de campamento, y que amplío en este enlace, son los siguientes:

  • Los datos de la Actividad de Tiempo Libre
  • El calendario por días y los horarios
  • Las actividades transversales y excursiones
  • Todo el contenido de actividades, textos, recursos a utilizar
  • Las especificaciones de logística, seguridad, normas, materiales….
  • Datos necesarios de participantes o grupos y ambientación

Es importante puntualizar que un campamento es una actividad inmensamente viva, por lo que es la programación la que se tiene que ajustar al mismo y no al contrario, y por ello podrán existir infinidad de formas distintas de organizar esta misma tabla de contenidos.

Como con el resto de recursos para el Tiempo Libre, espero que esta nueva página dentro de la web La Invención del Fuego pueda ser de utilidad.

Si te sirvió, no conocías algún punto o crees que falta algo importante: ¡comparte mediante un comentario!

ACTIVIDAD: PASAJE DEL TERROR

LA BRUJA DEL NILO

Texto ambientación:

<< La tormenta de verano soplaba con una fuerza inusual, llevándose por delante polvo y arena, dejando al descubierto un antiguo cementerio que rompía la paz de cientos de espíritus que, con ira, se levantan para vengarse contra quienes quieran molestarles.

Allí mismo, en el cementerio, descubriremos los restos esqueléticos de la última expedición que viajó a África, y se adentró buscando el nacimiento del Río Nilo. Sus recuerdos, y sus monstruos y fantasmas, retornan aquí y ahora en forma de una historia  terrorífica.

Fue una auténtica pesadilla. Después de haber superado los peligros que nos acechaban en plena naturaleza, toda aquella tribu perdida comenzó a atacarnos, queriendo devorarnos, enviados por aquella hechicera que quería colgar nuestros huesos como trofeo. Mientras esa bruja siga con vida, nuestros fantasmas no descansarán.

Solo ha habido una persona que ha sabido cómo frenar a la bruja, un viejo pastor que huyó a la colina más alta de aquel vasto paisaje. Si lo encontramos, podremos detener esta pesadilla.

Pero llegar allí donde esté, no será tarea fácil…. >>

Actividad de pasaje del terror por recorrido, con acciones a completar a modo de juego.

Etapas y descripción:

Seguir leyendo ACTIVIDAD: PASAJE DEL TERROR

Mirando al sur, soñé

En verano el cielo nocturno está especialmente apetecible gracias a la presencia de una de las constelaciones más bonitas del firmamento: Escorpio. ¿Cómo localizarla?

Vamos a partir de la base que sabemos hacia dónde está el sur. En Málaga, desde donde estoy escribiendo ahora mismo, es bien sencillo: basta con mirar hacia el mar (aprox.)

Podríamos hacerlo al revés, y localizar el sur gracias a reconocer la constelación pero, en este caso, vamos a intentar conocer hacia dónde está el sur y, sabiendo hacia dónde mirar, a continuación os describo qué podemos ver.

¡Ojo atención! Supongamos que estamos mirando hacia el sur un día tal como hoy, de julio, y un poco después de la caída del sol, cuando ya está bien oscuro. Lo digo porque hay que recordar que las estrellas (y las constelaciones) se mueve casi como el sol (bueno, nos movemos nosotros), de este a oeste.

Aunque ciertamente, van girando con la Estrella Polar como punto de giro. Es por ello que dependiendo de a qué hora y en qué estación miremos al cielo, encontraremos unas u otras estrellas, en unas u otras posiciones.

Pues bien, ¿qué tenemos esta noche hacia el sur, no muy lejos del horizonte? La constelación de Escorpio, que es especialmente bonita.

Sabiendo dónde está el sur, como digo en esta época y al caer el sol, es fácil reconocerla sin otro punto de referencia. Y tiene una forma parecida a una ese, aunque en la siguiente imagen podéis verla señalada con líneas.

Su estrella central, Antares (la Anti Ares, por competir en apariencia con el planeta Marte), es una estrella gigantesca más grande que nuestro Sol, y está a unos 555 años luz: la imagen que nos llega de esta estrella salió desde su lugar de origen, hace 555 años, es decir: en nuestro 1.465 d. C.

Imaginaos: si hoy desapareciese, quiere decir que desapareció hace 555 años. Y si hiciéramos un viaje (a la velocidad de la luz) hasta Antares, tardaríamos 555 años en llegar. ¡La de “¿cuánto falta, queda mucho?” que puede haber en un viaje de 500 años!

Seguir leyendo Mirando al sur, soñé

Señales en el cielo

ACTIVIDAD PARA POTENCIAR LA OBSERVACIÓN

El entorno que nos rodea cobra un protagonismo esencial durante el desarrollo. Ser sensibles a las peculiaridades del mundo más inmediato es un primer paso para luego desenvolvernos en el mismo. Es por ello que potenciar la observación sea tan importante y beneficioso en el ámbito educativo.

Casi en la mayoría de actividades de tiempo libre en las que he participado, he desarrollado algún tipo de juego o dinámica para potenciar la observación, las cuales son auténticas estrellas en la educación no formal, y más en tiempo libre al aire libre, pues es una habilidad muy enriquecedora.

Hoy os traigo en esta entrada una actividad muy sencilla, pero las hay más complejas y elaboradas dentro de esta misma línea. Más adelante compartiré un juego de observación y estrategia, que casi roza la modalidad deportiva.

Estos juegos y dinámicas son muy útiles para el tiempo libre, especialmente para la modalidad al aire libre, pero también muy recomendables para la educación formal:

  • Potencia la observación y, por tanto, nos ayuda a ser más sensibles a las particularidades presentes en nuestro entorno más inmediato.
  • Amplía la exploración del entorno, lo cual ensancha y enriquece nuestra experiencia.
  • Genera conflicto cognitivo y, por tanto, desarrollo cognitivo.
  • Dentro de los beneficios lúdicos, permiten desarrollar nuestro yo en sociedad, así como la gestión de la interacción social.
  • Por último, y en especial para este juego, contribuye al trabajo autónomo, la adquisición de logros personales, el auto descubrimiento, y la competencia a aprender a aprender si, a modo de dinámica de grupos, analizamos posteriormente nuestras debilidades y fortalezas durante su desarrollo.

Dentro de las actividades transversales destinadas a la observación del entorno, como esta Señales en el cielo, hay muchas opciones diferentes, algunas más complejas que otras, y todas muy útiles e interesantes tanto para el tiempo libre como para el aula.

Este juego transversal, original, coge su nombre de una actividad de tiempo libre con ambientación en superhéroes donde, aludiendo a la batseñal del universo de Batman, teníamos por objetivo estar atentos a nuestra propia señal para entrenarnos como auténticos héroes.

Juego transversal: Señales en el cielo

Todos somos súper héroes, y tenemos un nombre de súper héroe (también con los nombres propios). Para preparar esta actividad, realizaremos un cartelito con el nombre de cada participante.

En un momento en el que ningún participante pueda moverse libremente por el marco de juego, colocaremos cada cartel en un lugar en el que cualquier participante pueda estar, ver, y coger su cartelito.

El objetivo del juego para cada participante es encontrar el cartelito con su nombre, cogerlo y quedárselo para sí, demostrando que ha estado alerta, ha visualizado su señal en el cielo, y ha acudido a la llamada para ayudar y convertirse en un auténtico héroe.

Al igual que otras actividades similares, estos cartelitos estarán puesto de tal forma que se puedan ver a simple vista: no hará falta levantar ni abrir nada especial para encontrarlo. Sí quizás agachar un poco la cabeza, ponerse de puntillas, acercares o alejarse.

Y es que muchas veces, un cartel puesto en la zona más común de un campamento, por ejemplo, pasa totalmente desapercibido. Esto es lo que buscan estas actividades: No es necesario esconder en lo más profundo un objeto para que cueste encontrarlo.

De ahí la importancia de saber mirar cada día, cada entorno, con unos ojos atentos a las peculiaridades, y no con ojos anclados en la rutina.

De la misma forma el cartelito no estará en una zona donde el participante no pueda entrar o acceder, pues de lo contrario no podría conseguir su objetivo.

Como toda actividad transversal, esta se jugará en los tiempos libres o vacíos de otras actividades, dinámicas o tareas, de tal forma que se pueda jugar durante varios días seguidos, o durante todo un día, pero sin interferir otras actividades.

Un campamento perfecto

¿Cómo se construye un campamento perfecto? Bueno, perfecto, perfecto, eso es imposible. Pero quizás podamos acercarnos con algunos conejos útiles que expongo en esta entrada sobre Tiempo Libre.

Y es que hace unos días recordaba con algunos monitores uno de los mejores campamentos en los que he estado, que fue hace cuatro años, y el porqué de que fuera uno de los mejores: por ello os presento algunas claves para mejorar un campamento. A ver qué os parecen:

Profesionalidad y oficio

Sí existe el oficio de profesional del tiempo libre, así como la ciencia pedagogía del tiempo libre. Lo que pasa es que estamos necesitados de tiempo (al ser una ciencia muy joven), estudios, información y profesionales que se mantengan en esta carrera, puesto que muchos monitores lo son por solo unos pocos años.

¿Fue de los mejores en los que estuve, decía? Pues entré a formar parte del equipo de monitores, como coordinador o Director de Actividades juveniles, prácticamente una semana antes, por diversos acontecimientos.

Cierto es que preparar un campamento con tiempo, lo que conocemos como Pre Actividad, es esencial, y ayuda. Pero mucho más esencial es aplicar una serie de claves, algunas que aquí describo, para contar con toda la profesionalidad que una actividad de Tiempo Libre merece.

Una de estas es componer (como la música) el campamento siguiendo una línea u orden lógico, como esta que os compartía en este blog de tiempo libre. Pero vamos a repasar otras tres claves más:

¡A mí la tribu!

Por supuesto que montar el mejor campamento del mundo no solo requiere profesionalidad y oficio, sino también un equipo de monitores entregado y conscientes de la gran responsabilidad que tienen entre manos.

El monitor perfecto existe: aparece cuando todos los monitores en sintonía y con respeto, funcionan como uno solo, complementándose unos a otros. Una clave fundamental para un campamento perfecto.

Y para esto es fundamental una buena coordinación, distribución de tareas, reuniones frecuentes, evaluación, gestión de recursos y cohesión.

Y quizás esto último sea de lo más importante, pues el monitor es a los participantes lo que el coordinador al equipo de monitores: debe velar por la seguridad del equipo, pero también su estado de ánimo, formar, resolver conflictos, dudas, y realizar para estos actividades de distensión para favorecer la buena sintonía y la compenetración.

Wachironsón: El arte de la ambientación

Ya he explicado alguna vez la importancia que tiene el concepto de ambientación para cualquier actividad, ya tenga un foco más formativo, dinámico grupal o lúdico.

La ambientación envuelve los objetivos propuestos y logra que estos calen con mayor profundidad, y se recuerden por más tiempo.

Con una buena ambientación el campamento se ensancha, cobra vida y gana profundidad.

Por ello una ambientación que acompañe todo el campamento ayuda a esto, pero es que además podemos incluir ampliaciones a la ambientación a modo de grandes acontecimientos que vive el campamento, días temáticos o juegos transversales ambientados.

Para convertir un campamento en una experiencia épica, cada día debe ser mejor que el anterior, en un crescendo natural que refleje la esencia de la vida y de la educación: en constante crecimiento.

De esta forma vivimos en este campamento del que os hablo una aventura protagonizada por los participantes de Primaria, que se agrupaban en tribus salvajes, y los participantes mayores que se organizaban en provincias romanas: pero es que, además de construir sus propias ciudades, y crecer juntos en equipo, vivieron unas grandes olimpiadas, un asalto a las mazmorras, tuvimos unos días de elecciones parlamentarias, y nos visitaron personajes famosos y de la historia.

Prevención y estructura

Para lograr el éxito en un campamento, en pos de las claves antes mencionadas, es importante llevar cierto orden que nos permita alcanzar el éxito para todos y cada uno de los que integran un campamento de verano.

Dicho orden y estructura nos permite alcanzar los objetivos, que deben partir de las necesidades de los participantes, verdadero centro de toda actividad de tiempo libre. Por eso hay que ser coherentes y concretos, seguir ciertas normas comunes, todos por igual, pero también con amor, desde el cariño.

“Los niños necesitan, por tanto, al mismo tiempo, afecto y normas claras. El afecto es nuestra bienvenida, la incuestionable acogida que les brindamos los adultos; las normas les evitan inquietudes, pues les permiten entender cómo funciona el mundo que les rodea y qué se espera de ellos” Esteve, p. 70.

Al mismo tiempo hay que ser sensibles a la realidad que nos rodea, y actuar con anticipación, proactivamente, desde una retroalimentación constante.

En este blog de tiempo libre ya compartí algunas claves teóricas en torno a la ciencia de los campamentos de verano. Son entradas muy interesantes para tener siempre presente:

Esteve, J. M. (2010) Educar: un compromiso con la memoria. Barcelona: Octaedro.

Actividad en Tiempo Libre

Es fundamental que para llevar a buen puerto una Actividad de Tiempo libre, como bien puede ser un campamento, es necesario seguir un orden lógico que parta desde las necesidades de los participantes y los objetivos a cubrir hasta el desarrollo de las actividades.

No solo podríamos vernos perdidos durante el proceso de diseño de un campamento u otra actividad de Tiempo Libre, desarrollando las actividades menos indicadas para cada momento, sino que además podemos incluso ir en contra de nuestros propios objetivos. Es por ello que sea tan necesario tener claro un orden a seguir.

A continuación presento una forma de planificar actividades de tiempo libre:

1º Participantes: Todo surge a partir de estos. Nuestra labor es para ellos, por lo que habrá que empezar toda esta maquinaria conociéndolos. Pero cada participante es diferente, y habrá que conocer tanto su persona como su entorno y, posteriormente, su persona dentro del nuevo entorno (el grupo que realiza tu actividad). Cada Actividad comienza por tanto con un análisis para conocer así qué necesita el grupo, cómo se va a desenvolver, y cómo ha de actuar el monitor.

2º Necesidades: Así pues, ¿qué necesita el grupo, y cada participante? No se trata de pensar cómo satisfacer de forma inmediata las necesidades del sujeto, sino de estudiar qué necesita para convertir su tiempo libre en un correcto tiempo de ocio.

Es en este punto de nuestro esquema donde se atiende al participante, y no después. El hecho de que un participante muestre disgusto hacia una actividad no implica que no demande los objetivos de esta, y pararla supone perjudicar al grupo y al sujeto mismo. Igualmente equivocarse en este segundo paso conlleva fallar en el resto del esquema.

3º Equipo: Hasta ahora solo se había analizado al participante. En este punto es donde interviene el monitor, el agente que adoptará un conjunto de pasos a dar y que es aquí donde los estudia detenidamente. Pero generalmente hablaremos de más de uno, es decir, de un equipo de monitores que actúa como uno solo, compuesto por el Director de la Actividad y el conjunto de monitores de Tiempo Libre.

Seguir leyendo Actividad en Tiempo Libre

El sueño no es acumulativo

Hoy en Manual Mamut, sección de este blog de educación dedicada a la ciencia y el ámbito profesional del Tiempo libre y la Animación sociocultural, presento una comprobación empírica: el sueño no es acumulativo.

Como no es un blog de ciencias ni medicina, no vamos a analizar esta teoría, para ver si es cierta o no. Tan solo quería transmitirla como curiosidad, y demostrar que es cierta o, más bien, que es útil saberlo durante el desempeño profesional en el tiempo libre.

La teoría en cuestión nos habla de que el sueño no se acumula, es decir: si tú duermes varios días seguidos tres horas y entonces, un día, duermes ocho horas, al día siguiente no puedes decir que estás con mucho sueño porque en días anteriores dormiste menos, y las ocho horas de esa noche no han completado la carencia anterior.

O en otras palabras: uno actúa de día con la carencia de sueño de esa noche, como si el contador se pusiera a cero cada vez que nos vamos a dormir. (¿Como? ¡Y qué pasa entonces con la siesta!)

He de decir que, aún pudiendo ser esto cierto, quizás no tenga en cuenta el cansancio muscular: aunque recuperes durmiendo una noche ocho horas, en otros aspectos puede que al día siguiente te veas muy cansado.

¿Y todo esto a qué viene? Pues a ampliar un consejo fundamental para monitores, en el desempeño de actividades de tiempo libre como pueda ser un campamento, que ya destacaba en otras entradas anteriores de este blog de educación.

No hay nada más reconfortante para un monitor de tiempo libre que dormir, a mitad de un campamento, ocho horas.

A veces no descansamos porque pensamos que no hay horas suficientes para recuperar el cansancio de días anteriores. En campamentos donde el sueño ha sido escaso los primeros días puede pasar. Pero dosificar los esfuerzos de los monitores es vital, como decía en la entrada enlazada.

Pero yo he comprobado esta teoría que hoy os traigo, por lo que mi recomendación es esa: buscar siempre dosificar los esfuerzos dentro del equipo de monitores, para que ciertos días cada uno pueda poner su contador a cero, y dormir lo que necesite para funcionar mejor (y profesionalmente: recordemos que los monitores de campamento tenemos una gran responsabilidad entre las manos).

Claro que también habrá quien me diga que en un campamento, no se duerme. Los que asintáis con esa afirmación, os voy a contar un secreto: no es verdad que en un campamento no se pueda dormir, ni monitores ni participantes.

En un campamento no solo se puede dormir perfectamente sino que además, desde el punto de vista profesional, se debe garantizar el sueño y el descanso de participantes y de monitores, sin importar el tipo de campamento, edad, actividades,….

¿Cómo se hace eso? Te invito a que recorras algunas entradas sobre campamentos aquí en la Invención del fuego.

Porque en lo que llamamos tiempo libre profesional, hay una máxima vital aplicable a cualquier otra profesión: las necesidades se convierten en objetivos, y los objetivos se cumplen, y se evalúan. Porque no siendo así, estos no son objetivos, y sin objetivos, no cubrimos las necesidades.

Hundir la flota a globos de agua

Guerra de agua con globos de agua a partir del tradicional juego de mesa llamado Hundir la flota.

Dos campos, dos equipos equitativos. Cada equipo ha de formar barcos de cuatro, tres, dos y/o un jugadores, dependiendo del número final de participantes. Los barcos se sitúan dentro del marco de juego, en el campo correspondiente a cada equipo, unidos por los brazos. Y no se pueden mover, o serán eliminados.

Gana el equipo que elimine a todos los jugadores contrarios, a todos los barcos del otro campo, en esta guerra de agua.

Para eliminar a un participante, o pieza del barco, lanzamos de manera bombeada desde un campo hacia el otro campo, un globo de agua por turno, un turno cada equipo. Si el lanzamiento impacta en un jugador, el barco es tocado, o tocado y hundido.

Los jugadores que dejan de formar parte de los barcos, se convierten en bombarderos, es decir: lanzan los globos de agua.

Los primeros globos de agua los puede lanzar el árbitro, o un jugador liberado, que comience como bombardero.

Esta es una idea sencilla y con múltiples posibilidades y variaciones, para hacer una guerra de agua con globos de agua de manera reglada.

Una virtud del juego es que, aunque a todos los participantes les encante tirar globos de agua, más les gustará ganar el juego y, para ello, deben permanecer inmóviles como barcos, para no ser eliminados.

Una vez acabado el juego o una ronda, se puede plantear uno o varios lanzamientos bombeados y libres de un equipo contra los barcos del otro, que ahora quizás sí que se puedan desplazar por su zona limitada del marco de este hundir la flota viviente.

Burradas veraniegas

En plena temporada alta del Tiempo Libre, y a las puertas de los campamentos, os traigo algunas Burradas Veraniegas, es decir: cosas que no se deben hacer bajo ningún concepto.

Todas estas están basadas en hechos reales, es decir: anécdotas que he visto, o que han llegado a mis oídos, de monitores haciendo esto o aquello, con muy mala praxis. Por supuesto, no dentro de mi equipo de monitores, o hubiera intervenido ipso facto. Estoy hablando de auténticas burradas cometidas por una falta grave de profesión, lo cual se da más a menudo de lo que debería ser.

Y es que, como ya he explicado en otras ocasiones, el Tiempo Libre está muy falto de profesionalidad, y de asentar unas bases científicas y un trabajo a partir de la pedagogía de la educación no formal. Y aunque llevo muchas entradas intentando explicar algunos conceptos, teorías, metodologías, o comentando algunas conductas o actitudes, ahora voy a ser mucho más claro reflejando aquí estas burradas:

¿Qué no hay que hacer en Tiempo libre? ¿Cómo no debe actuar un monitor de campamento?

  • No se le pega en la barriga a un niño que te comenta que le duele la barriga, expresando la frase “¡qué te va a doler la barriga!” Perdón, esta primera está aquí mal situada, ya que no la formuló un monitor de Tiempo Libre, sino un docente de Educación Primaria. Pero esto NO se hace.
  • No tiene sentido que el equipo de monitores gaste tiempo y esfuerzo en dormir a un grupo de participantes y, a las tantas de la noche, cuando por fin están dormidos, se disfracen y vayan a una habitación a darles sustos, y después de lograr que se duerman otra vez, volver a disfrazarse para ir a la siguiente habitación, a darles sustos a los otros. Esto NO se hace.
  • No se le hacen fotos a los niños mientras duermen, para poner después en un vídeo de “mejores momentos del campamento“. ¡Parece de broma, si es que es hasta denunciable! Esto me lo comentaban unos participantes, de cara a un campamento anterior. Quizás no sea verdad. Pero en cualquier caso, esto NO se hace.
  • No se impone un castigo físico, que no resuelve la infracción cometida, frente a cualquier falta. No se saca a un niño de una habitación hasta el infinito, de pie, descalzo, porque no se duerme, ni se saca a un grupo a correr, hacer flexiones y otras actividades físicas, porque no están en silencio a la hora de dormir. Existen otros recursos, pedagógicos y efectivos, frente a estos castigos físicos que ni son pedagógicos, ni efectivos. Por eso, esto, NO se hace.
  • El monitor, cuando trabaja de monitor, de campamento, lo hace las 24 horas del día, en una especie de guardia continua. Aunque existan turnos, los cuales pueden facilitar la labor, y conociendo al grupo sepas cómo se va a desenvolver la Actividad, en cualquier momento puede haber una incidencia, y tengas que resolver algún problema, o salir corriendo a por el coche, o lo que sea. Por ello, el monitor de Tiempo Libre, no debe ingerir alcohol durante su desempeño profesional. Pues si hacer esto está mal, más delito tiene que todavía haya equipos de trabajo que no acepten esta indicación, y que haya que explicarles el por qué de esta medida. Pero es que esto, esto NO se hace.
  • No se lleva a los participantes a un cobertizo a jugar a beso, verdad o atrevimiento. Monitores, por favor: Esto NO se hace.
  • Regañar a un participante no es decirle “voy a rajarte el cuello”, da igual si tú crees “que es una broma”, porque más importante es lo que a la otra persona le llega. Aún así y, en cualquier caso, esto NO se hace.
  • No se registra sin motivo ni comunicación las pertenencias de un participante, tenga la edad que tenga. Menos aún, no se le sustraen cosas sin permiso, ni siquiera para “disfrazarse” de él o ella. Peor aún: no le cojo un juguete a un niño para ponérmelo en los genitales, y bailar. Esto lo he visto en un vídeo, como en el caso del monitor de multiaventura que se hizo viral. Soy consciente de que tener que explicar esto, deja al Tiempo Libre por los suelos. Pero es que más claro no se puede decir, para ver si le sirve a alguien, y aprendemos algo: ESTO NO SE HACE.

Juego nocturno: El Arca

Juego nocturno para actividades de Tiempo libre: El Arca de la Alianza

Ambientación:

“Hace tiempo encontramos el Arca de la Alianza. Nuestra idea era exhibirla en un lugar público, en un museo común a todas las culturas y religiones, ya que se considera el inicio de muchas de estas, al contener las Tablas de la ley. Pero anoche nos la robaron, y sería preciso que la consigáis, que deis con esta. La tienen unos ladrones, y deberéis encontrarlos y tocarla para haceros con ella. Contaréis con una ventaja: cada vez que suene el silbato, esta emitirá una luz resplandeciente. Buena suerte, y valor, hermanos arqueólogos”.

Tipo: Juego nocturno (bajo entorno oscuro, potencia otros sentidos como el oído, o la orientación espacial).

Objetivo: Estimular el desarrollo físico y la atención. Aprender a desenvolverse y actuar con rapidez. Fomentar la paciencia y la serenidad.

Objetivo ambientado: Hay dos tipos de jugadores: los captores y los fugitivos.

El objetivo de los captores es hacer presa a los fugitivos.

El objetivo de los fugitivos es evitar la presa de los captores.

Si se juegan varias partidas, se contará qué grupo de fugitivos aguantó más tiempo sin ser capturado.

Duración: Dependerá del marco de juego (el espacio), ya que a más pequeño, menor duración. Por defecto, se pueden jugar cuatro partidas de 10 minutos máximo.

Presa: Tocar bien, no rozar.

(Recordar que “hacer presa” es el verbo por medio del cual, un jugador cambia su rol, o su actividad dentro del juego).

Seguir leyendo Juego nocturno: El Arca