Archivo de la etiqueta: currículo primaria

Retos para la Educación física

Muy injustamente, podríamos dividir el mundo entre las personas a las que les gusta el deporte y a las que no. Ya hemos perdido la costumbre de tiempo atrás donde triunfaba el mens sana in corpore sano, y la práctica deportiva era una de las fundamentales para aquellas personas que quisieran ser completas: un correcto crecimiento es aquel que alimenta al cuerpo, a la mente y al alma….

Y no solo es importante atender al cuerpo durante todo nuestro crecimiento por lo que nos han venido diciendo para convencernos de ello, en cuanto a que nos alarga la vida o que evita enfermedades, o para eludir la obesidad. El crecimiento a nivel corporal nos forma como personas, siendo cada parte de nosotros (cuerpo, mente, emociones) un todo interconectado que necesita evolucionar, o se estanca.

No desarrollar nuestro ámbito corporal, motor o psicomotor es no desarrollarnos como personas. Y yendo aún más lejos: solo explorando todas nuestras dimensiones, poniéndolas a prueba, llevándolas a nuestro extremo personalísimo de mejora, es cuando nos conocemos en profundidad, cuando llegamos a la comprensión de lo que somos y de lo que podemos llegar a ser y, es en ese momento, cuando llegamos a entender mejor nuestro entorno, ya que “la realidad plena es la autoposesión del ser” Hegel, 1837, p. 118.

Siguiendo el artículo de López, Pérez, Manrique y Monjas (2016), es posible que esta importancia a la actividad física se conocía y se haya venido dando tiempo atrás, ligada principalmente con el concepto de deporte. Pero la Educación Física, y su importancia antes descrita no es hacer deporte, ni esta asignatura puede “tener como principal finalidad el mero entrenamiento de los cuerpos o la detección, selección y entrenamiento de posibles talentos deportivos”. P. 182.

Y he aquí la problemática que plantea el artículo mencionado: ¿cómo abordar la educación física hoy día? ¿A qué debe estar llamada esta asignatura?

Seguir leyendo Retos para la Educación física

Gymkhana Ciencias Experimentales

¡Las Olimpiadas del Cuerpo humano!

Esta es una propuesta de gymkhana de zonas de turnos libre, individual o por equipos, como método de aprendizaje – evaluación de contenidos de ciencias experimentales, más concretamente sobre el cuerpo humano, destinado a alumnos de primaria.

En su idea original, el grupo clase realiza las olimpiadas moviéndose todos juntos de una prueba a otra, y marcando cada alumno, tanto los resultados como lo aprendido, en un cuaderno de campo o ficha a rellenar. La idea es salir del aula donde han aprendido las distintas partes del cuerpo, para descubrir con “mini pruebas” que efectivamente sus articulaciones les permiten flexionar las piernas, que sus huesos mantienen sus brazos firmes cuando levantan algo,….

El ejemplo de ficha que vemos en la imagen de esta entrada es de hecho una propuesta para aplicar como actividad en clase.

En esta presentación, la idea es más dinámica, buscando igualmente realizar una serie de pruebas o retos que, para superar, necesitaremos utilizar una parte concreta del cuerpo en concreto. Este descubrimiento será lo que plasmemos en la ficha de aprendizaje.

Preparación:

Comenzamos situando en el marco de juego las zonas con las pruebas que queremos tener. En cada punto encontraremos los materiales para la prueba, la “ficha-evaluación” (en este caso, comprobante de que la prueba ha sido superada) con la que evaluamos lo aprendido, y el número de monitores que necesitemos para su desarrollo (ya que a diferencia de la versión para una clase en el colegio, que requiere únicamente la presencia del profesor, en esta opción necesitaremos más árbitros). Por último, realizaremos una HDT (hoja de tareas) con la situación de los distintos puntos-prueba a los que los participantes pueden ir.

Lanzamos:

Explicamos utilizando SODA, comprobamos que se haya entendido y resolvemos dudas, y damos comienzo a la actividad.

Desarrollo:

Con todo listo, lanzamos la actividad en el punto de encuentro (acabado el tiempo, todo el mundo deberá volver a este punto). Ganará aquel que consiga superar más pruebas. Podrá buscar y realizar cualquier prueba que quiera, en el orden que quiera. Una vez superada cada prueba, recibirá una ficha que deberá rellenar. En el punto de encuentro se sumará el número de fichas rellenadas correctamente.

Pruebas:

  • Corazón:
    Al inicio de una escalera, el monitor les pide que se midan el pulso. Después deberán subir hasta un piso concreto, donde otro monitor les pedirá medirse nuevamente el pulso. Les entregará la ficha “corazon”, en la que tendremos escrito una frase con huecos a rellenar, que exprese que gracias a nuestro corazón podemos mover rápidamente nuestro cuerpo.
  • Pulmones:
    En una mesa habrá un tapón en un extremo. Con el soplido, deberán desplazar el tapón hasta el borde de la mesa, sin que llegue a caerse. Para dar esta prueba por superada, podrá ser mediante competición con otros compañeros que acudan al mismo tiempo. Si un compañero no vence a otro, deberá repetir la prueba pasado un tiempo, si quiere obtener la ficha. Una vez superada, se entrega la ficha “pulmones”, que nos expresa que los pulmones nos permiten tomar y soltar el aire necesario para vivir.
  • Articulaciones:
    Con una cuerda atada a la cintura, y un bolígrafo enganchada a la cuerda, intentamos introducir el bolígrafo, sin tocar con la mano, por la abertura de una garrafa situada en el suelo, tan solo haciendo una sentadilla. Cuando lo conseguimos, entregamos la ficha “articulaciones”, donde leemos con huecos a rellenar que las articulaciones nos permiten doblarnos, saltar,….
  • Músculos:
    Realizaremos un lanzamiento de bola de papel en papelera. Esta prueba también podrá ser una competición con el resto de los compañeros. Cuando esté superada, se entregará la ficha “músculos”, que nos dice que además de levantar cosas pesadas, nuestros músculos nos permiten lanzar cosas rápidamente.
  • Vista:
    Uno de los monitores estará camuflado (disfrazado como alguien ajeno al juego, pero dentro del marco de juego) en el marco de juego. Quien lo encuentre, recibirá la ficha “vista”, que nos descubre que gracias a este sentido, podemos percibir la realidad de nuestro entorno, o encontrar a alguien que creíamos perdido.