Archivo de la etiqueta: juego

Juego nocturno: Escondidos en la noche

ESCONDIDOS EN LA NOCHE

Tipo: Juego nocturno.

Ambientación: Niños soldado. Indios. Otras.

Objetivo: Estimular el desarrollo físico y la atención. Aprender a desenvolverse y actuar con rapidez. Fomentar la paciencia y la serenidad. Concienciarse con la situación descrita en la ambientación y valorar dicha situación.

Objetivo ambientado: Hay tres tipos de jugadores.

Para los que comienzan como generales, su objetivo es hacer presa al máximo número de aldeanos posible, pasando estos a ser de su ejército. Si consiguen el ejército más numeroso, ganan 5 puntos.

Los que comienzan como aldeanos, su objetivo es no ser hecho presa por ningún general ni soldado, hasta que la ronda termine. Si lo consiguen, obtienen 5 puntos.

Los aldeanos que son hechos presa, pasan a ser soldado. El objetivo de los mismos es hacer presa a cuantos más jugadores mejor, para que el menor número de jugadores posible puntúe. Puesto que, si te conviertes en soldado, no puntuarás en esa ronda.

Duración: Lo ideal es que se jueguen varias rondas, para ir sumando puntos entre estas, que roten los generales,…. Y la duración de cada ronda, la que se prefiera, no siendo inferior a dos minutos, ni superior a doce minutos.

Presa: Solo tocar. Además le decimos qué ejército le ha hecho presa.

Preparación: Delimitar el marco de juego. Explicar las reglas del juego en la zona de encuentro. Elegir antes de cada partida quién es quién en el juego. Repartir a todos los participantes un trozo de tela o cualquier otro elemento distintivo.

Desarrollo: Todos los participantes se colocan en la zona de encuentro. Cuando suene el silbato, empezará la partida, y terminará de la misma forma, teniendo que estar todos en la zona de encuentro nuevamente.

Hay dos tipos de jugadores iniciales:

Aldeanos: Serán la mayoría. Se esconderán por todo el marco del juego hasta que acabe la partida. Ganarán o recibirán puntos si al final de la partida no han sido convertidos en soldados, es decir, si ningún soldado o general le ha tocado. Si un soldado le toca, se convertirá en soldado inmediatamente.

Generales: Empiezan la partida como soldados. Serán la minoría (por defecto, solo dos frente a todos los aldeanos). Cada uno representará a un ejército, y para distinguirlos se colocarán el objeto distintivo que llevan todos los jugadores en el bolsillo (un brazalete, un pañuelo,….) en el brazo o muñeca derecho o izquierdo.

Cuando empiece la partida y hasta que acabe irán por todo el marco de juego tocando a los aldeanos. Cada aldeano tocado pasará a ser soldado de su ejército. Nada más tocarlo deberá decirle de qué ejército es, y este se pondrá el objeto distintivo en el brazo correspondiente.

Al final de la partida, el ejercito que más soldados haya conseguido, recibirá una cantidad determinada de puntos, que irán a parar solo a sus generales. (Una opción importante es comenzar el juego sin que los aldeanos sepan quienes son los dos generales).

Los soldados son todos aquellos aldeanos que han sido tocados por un general o por un soldado. Irán tocando a los aldeanos para que estos no reciban su punto correspondiente (y así no sumen de cara al cómputo final del juego), y para que su ejército sea el ganador (aunque ellos no reciban punto).

Reglas: Algunas de estas reglas son generales de juegos nocturnos u otros juegos, remarcadas en este por su importancia.

  • Nadie saldrá del marco de juego.
  • El juego comienza y termina con una señal acústica. Fuera del tiempo de la partida todos deberán estar sin falta en la zona de encuentro.
  • La presa es solo tocando, por lo que no se permitirá mayor acción física como empujones, placajes o tirones.
  • Todos los participantes deberán llevar su trozo de tela o pañuelo o brazalete guardado, ponérselo cuando indica el juego, y quitárselo cuando digan los árbitros.
  • El juego debe realizarse en silencio. En la zona de encuentro se explicarán las reglas y se solucionarán dudas, pero una vez iniciada la partida solo se debe oír el sonido de inicio y de final. Debe respetarse el juego de los compañeros que, debido a las condiciones de un juego nocturno, se ven privados de una visión óptima, y han de recurrir al oído.
  • El juego se realiza a oscuras. No se permitirá el uso de linternas u otros elementos durante todo el juego (ni siquiera en la zona de encuentro). Los participantes deben acostumbrarse a la poca luz de la que se dispone.

Dinámica de presentación con cartelitos

Pues, y por qué no ser repetitivos, os presento una nueva actividad para el tiempo libre, también creada para este fin de semana pasado, y también con unos cartelitos como protagonistas.

Es en principio una dinámica, con posibilidades de transformación en juego. Aunque advierto que como juego tiene sus lagunas, pues no está testado al cien por cien, ni está rodado.

Y es nuevamente una actividad para un encuentro, aunque en este caso entre dos colegios, y para edades de primaria.

Uno de los dos colegios venía de fuera, así que el de aquí realizó una manualidad para regalar a modo obsequio a los otros, consistente en un cartelito para cada uno con su nombre escrito, y algún dibujo o decoración más.

Además los cartelitos sirvieron para la actividad en cuestión: teniendo los de un colegio los cartelitos de los del otro, debían buscar el dueño del cartelito para colocárselo.

Es decir: teniendo uno el cartel de otra persona del otro colegio, debías ir uno por uno pensando quién podría ser, y colocárselo. Y para ello podías intentar todo tipo de preguntas, pero nunca la clave: ¿Cómo te llamas? O ¿por qué letra empieza/termina tu nombre?….

En la segunda fase, los que tuviesen su cartel correctamente comenzaban a conocerse en un gran círculo fuera de todo el alboroto, mientras los demás continuaban buscando a los dueños de cada cartel. Con una excepción ahora: podías pedir ayuda a cualquiera para colocar el cartel. Aunque el que ayuda no puede decir directamente de quién es el cartel, sino que solo podía contestar asintiendo o negando con la cabeza.

Como podréis imaginar, esta actividad de tiempo libre es más bien una excusa para una primera toma de contacto, para romper el hielo, para mover a los participantes, mezclarlos, y forzarles a interactuar partiendo desde igualdad de condiciones.

Recursos para el tiempo libre: juego nocturno

Antes de compartir un juego nocturno que tengo en la recámara, me gustaría compartir algunos aspectos sobre esta actividad de tiempo libre tan interesante.

Yo personalmente la conocí en mis años como tropero en Scouts de Europa, y en nuestros juegos nocturnos teníamos muy claras las características de los mismos, características que luego he visto en tiempo libre con otros juegos nocturnos.

Comentar antes que el tiempo libre, al ser una ciencia muy joven sucede que hay carestía en las definiciones, y con esto quiero decir que las definiciones que aquí escribo son o mías, u oídas en algún ambiente de tiempo libre, e intentaré citarlas correctamente siempre que sea posible, o son quizás conceptos que, a través de trabajos anteriores, en la empresa, en la Escuela de tiempo libre,…. Hemos intentado con todos los compañeros que he trabajado poner los puntos sobre las íes para poder comunicarnos con fluidez, sabiendo a qué nos referimos con cada término.

Porque cuando hablamos de juego nocturno, a mi parecer, no nos estamos refiriendo a un juego por la noche, sino a un juego con unas características muy concretas. Un juego de misterio, o de mesa viviente, o de cluedo viviente,…. Que se juegue por la noche no sería un juego nocturno.

Llamaríamos más bien a actividad de juego nocturno a aquellos juegos que tengan principalmente dos características: la oscuridad y el silencio.

La oscuridad:

Esta es la esencia, no el hecho de que sea de noche. Lo que pasa es que la noche es el ambiente propicio para la oscuridad. Y hablamos de oscuridad porque esas condiciones va a permitir que los beneficios del juego se den en mayor grado, beneficios más abajo redactados.

El silencio:

Puesto que no vemos, tenemos que guiarnos por otros medios. Los seres humanos somos animales audiovisuales, que principalmente nos desenvolvemos por medio del sentido de la vista. ¿Qué pasa cuando nos privan de este sentido?

En un juego nocturno, el uso del oído es vital: para encontrar a un compañero, ya sea de mi equipo o del equipo contrario, e incluso para orientarnos. Pero también el tacto (y he conocido casos del uso del olfato) nos va a servir en algunos momentos del juego.

El juego nocturno apelará a nuestra capacidad para desenvolvernos, de observación con los cinco sentidos, de agudeza y destreza, y la psicomotricidad gruesa de una forma muy especial.

Hablamos incluso que, así como tienen características especiales los juegos en el medio acuático, lo tendrán los juegos en un entorno a oscuras, donde para vencer deben aflorar los sentidos, y nuevas estrategias y agudeza mental.