Archivo de la etiqueta: la invención del fuego

Calma chicha

¡Tormenta a la vista! ¿Cuál? La que precede a la calma chicha. Tras una parada técnica (causa: campamentos) en La invención del fuego, comienza un nuevo empujón a este blog de educación y tiempo libre. ¿Te apuntas a seguirlo?

Espero poder compartir las cuentas pendientes que había anunciado en anteriores entradas sobre educación y también sobre tiempo libre, tales como la clasificación para actividades de tiempo libre, algunos juegos y dinámicas que he creado durante actividades concretas y que ya había prometido compartir por aquí, más teoría sobre animación sociocultural, orientada también a la coordinación directores de actividades, y por supuesto entradas con teorías pedagógicas muy interesantes que he podido aprender recientemente, y que voy a intentar plasmar e ilustrar en la invención del fuego.

Una de las cosas que quiero trabajar en este blog de tiempo libre y educación es la participación: Algunas de las entradas que comparto aquí vienen de peticiones que me hacen otro monitoresdocentes, ya sea por alguna dinámica o juego realizados a medida para un momento concreto, o alguna técnica o herramienta o recursos para el aula o para un campamento u otro tipo de actividad.

Y por ello quisiera ampliar dicha participación a todo aquel lector que quiera tanto pedir o preguntar por algún tipo de actividad para el tiempo libre o algún recurso para el aula, como aquellos que queráis comentar sobre cómo os fue con una técnica o actividad aquí descrita, o también dar paso al debate en torno a alguna teoría pedagógica, o del tiempo libre o sobre cualquier otro aspecto.

En la misma línea, quiero ampliar dando paso a colaboraciones que espero puedan aportar tanto o más a los objetivos de este blog sobre educación y tiempo libre. Una de estas será sin duda una nueva línea en torno a unas de las dinámicas de grupo más enriquecedoras como son los videoforum.

Por otro lado, sigo tratando de darle forma al estilo de este portal sobre educación formal y no formal, de ahí que siga presentando entradas de distinto tipo. Como pasa siempre con todas las ideas: de lo inicial, hasta que acaba teniendo forma, hay un gran camino. Así que a caminar toca.

En cualquier caso, espero que desde este blog de tiempo libre y educación pueda seguir compartiendo parte de mi experiencia como monitor de tiempo libre, enlazándola con la actualidad pedagógica y del ámbito de la educación, y que cualquier recurso, herramienta o estrategia aquí compartida pueda servir tanto para monitores como para docentes en su labor diaria en el aula.

Y como no puede ser de otra forma, aprovecho también la ocasión para agradecer el camino recorrido hasta ahora, y a todos los que estáis leyendo y compartiendo esta Invención del fuego.

Presentación dos punto cero

Por ello, y continuando con la anterior entrada:

En este blog sobre educación y tiempo libre quiero compartir respuestas, consejos, trucos, reflexiones, temarios, casos prácticos,…. Desde mi punto de vista y saber hacer.

Perdónenme ya de entrada los posibles fallos que pueda cometer, y no tomen nunca lo aquí escrito como la solución a todos los quehaceres en Tiempo libre y Animación: léanme con espíritu crítico, gracias.

La idea es crear un auténtico manual para monitores, una auténtica guía para saber lidiar actividades fáciles y difíciles, y tener éxito incluso con los participantes más mamuzos (más adelante daremos una definición detallada sobre el término….).

Así pues, lo llamaremos: Manual Mamut.

Por otro lado también me gustaría compartir muchos de los recursos que durante estos años he ido configurando de cosecha propia, ya que siendo un amante del tiempo libre y de las actividades, en especial de los juegos como miembro de la Casa Roja que soy, he creado para momentos concretos. También quiero compartir algunos existentes que he utilizado muy a menudo, o que considero son muy útiles, o que ya existiendo les he dado una vuelta de tuerca para hacerlos más interesantes.

Son recursos para el tiempo libre, para animación o para el aula, también destinada a educadores, maestros, docentes,…., no solo a monitores. Con que tan solo uno de estos recursos os pueda ser útil, ya habrá cumplido su propósito este blog.

Así pues, espero que os gusten y os sirvan este archivo de recursos recabados Desde el cubil.

Y por último, habrán podido leer, y leerán, la palabra educación y la palabra pedagogía en este blog La invención del fuego. Y esto es así porque he aquí otro objetivo para mi fundamental que me ha llevado a la creación de este espacio divulgativo, de reflexión, crecimiento y aprendizaje (y en esto último me refiero en mi persona, pero espero que también pueda servirles a ustedes).

Después de tantos años dedicados al trabajo con niños y jóvenes en tiempo libre (educación igualmente), después de conocer tanto sobre la pedagogía pero casi exclusivamente en el ámbito práctico, justo ahora me veo adentrándome en el estudio formal de esta ciencia, en concreto en el Grado de Magisterio de Primaria, y deseando seguir esa línea del estudio de las ciencias de la educación.

Me encuentro, como nos dirían en metáfora en una de las primeras clases y por ello recuerdo y saco a destacar, como un albañil frente a un arquitecto, acostumbrado a desenvolverme en un mundo sin problemas con una mínima base de conocimientos, base que ahora comienzo a descubrir y a analizar yo también con espíritu crítico (como buen albañil que se precie), descubriendo “nombres” a las cosas que ya hacía, aprendiendo otras nuevas, y también por qué no, con cierta inquietud hacia algunas teorías que no casan con lo práctico.

Y aún cuando desde mi experiencia coincido, como cuando no, disfrutando de este aprendizaje y descubrimiento, y deseando continuar con este camino que he iniciado.

Pues bien, como siempre me pasa con las cosas que me hacen dudar, me gusta viajar a sus inicios, a sus cimientos, a la base desde la cual ir construyendo la idea poco a poco. Por eso La Invención del fuego es una búsqueda, un viaje atrás hasta uno de los mayores logros del ser humano, esperando que dicha ambientación del blog me ayude y arroje luz sobre aspectos en torno a la educación y a la pedagogía.

Por un lado me gustaría ir dando a conocer algunas de las teorías, corrientes, ideas,…. Del ámbito de la educación, y por otro también me gustaría comentarlas o aportar ideas nuevas. Partiendo de la base, y perdóneseme repeticiones, que soy más “ideativo” que “investigador” (me viene de mi profesión de guionista, aunque esto es otra historia que ya otro día trataremos), y teniendo en cuenta, por supuesto, que por mucho que yo opine, “ya está tó inventao”….

Así pues la Invención es ante todo un blog sobre pedagogíaeducación, sobre educadoresmaestros. Sobre docentes y, por supuesto, sobre discentes: hay que recordar siempre, que es para ellos nuestro trabajo.

Y todo ello con unas pinceladas de filosofía como ya habrán notado, tan en desuso hoy día y útil a la vez. Una filosofía que llama a la inquietud y al conocerse a uno mismo, labor imprescindible, y repito, imprescindible, para poder “estar preparados” para los demás.

Espero pues arrojar algo de luz, compartir calor y definir algunos tizones y chisporrotazos, y que disfruten, aprendan, comenten, les sirva o, como mínimo, les deje algo de huella, aunque solo sea la mitad de un meñique….

Y si les gusta, no olviden compartir la luz, que desde la Invención del Fuego y su aprendizaje, todos somos maestros.

Presentación

Bienvenidos al blog La Invención del Fuego.

En esta primera intervención, tras una entrada cero, me gustaría explicar un poco en qué consiste este blog sobre educación y tiempo libre, qué quiero tratar aquí, cómo y por qué surge la idea, y una pequeña presentación sobre mí mismo.

Todo ello, algo vital en toda Actividad que se precie: primero damos la bienvenida, nos presentamos, presentamos la actividad y comentamos qué vamos a hacer (objetivos).

Pues bien, aquí está mi presentación, una presentación muy pero que muy extensa. Pero, qué quieren que les diga, no soy muy fan de hablar de mí mismo,y, de esta forma, en este mundo tan fugaz, me aseguro de que seáis pocos los que leáis esta entrada.

Mi nombre es Javier Soler, aunque en actividades con niños, de tiempo libre, campamentos,…. me suelen llamar Mowgli. Mi nombre de animador es Leónm. Tengo otros “akas” más, pero entiendo que pueda saturar presentarme con todos de golpe.

Llevo más de diez años trabajando profesionalmente en el ámbito del tiempo libre y la animación sociocultural, en diversas áreas, con distintos grupos de participantes, para distintas organizaciones o empresas, colectivos, espacios, tipos de actividad,….

También he podido disfrutar del nacimiento de una Escuela de tiempo libre de la que he sido director, profesor y monitor, y en la que he podido transmitir mi experiencia, y también del nacimiento de una empresa de ocio educativo. Ambos proyectos, guindas de un pastel que ha sido mi trabajo en estos últimos años en los que he podido aprender, principalmente, que nunca deja uno de aprender.

Después de tantos años trabajando en infancia y juventud, creo poder decir que soy profesional del tiempo libre, no porque todo me salga bien, eso es imposible, sino porque sé distinguir rápidamente lo que está regular, de lo que está bien, de lo que está mejor, para poder dar siempre lo óptimo de mí mismo y del equipo de monitores.

Y también porque sé hacer lo difícil, fácil. Y esto para mi es muy importante: mis acciones me han llevado siempre a hacer lo que me hace feliz, que va en sintonía de lo que se me da bien, es decir, aquello para lo que valgo, y lo que me permite ser útil para los demás. Sino para qué hemos venido aquí, digo yo….

Compartir aquello que llevo haciendo tanto tiempo es uno de los motivos por los que he decidido crear este blog sobre educación y tiempo libre, aunque no es el único.

 

El calor es la vida….

Negro, todo negro. Oscuridad. Frío, ausencia de calor, o lo que es lo mismo, de amor.

Blanco, todo blanco. Vacío. La nada, un lienzo que pintar mediante el juego, que es la vida.

Y una pregunta: ¿qué mueve al mundo, a la vida, y a todo lo que está vivo….?

El calor es la vida, y sin calor nada se da. Aunque este no se crea ni se destruye, sino que se cede. Y todo lo que tiene vida, tiene calor.

Antes, todos animales. Y sucedió que Prometeo, el previsor, nos diera a quienes serían llamados seres humanos la llave del calor. Con la invención del fuego comienza el poder de los humanos, un poder que se traduce en saber cederlo, transmitirlo,…. Dejamos de vivir de cubil en cubil, para convertirnos en verdaderos maestros, transmitiendo el mayor aprendizaje significativo de la historia de la humanidad, de generación en generación.

Un aprendizaje que prende como una llama, que te envuelve, que te contagia de calor aún sin tocarte, que te alumbra en la oscuridad, y que puede compartirse con facilidad. La luz se extiende junto a la enseñanza, y el ser humano comenzó a ser brillante, cuando fue luz para los demás.

Y todo ello a partir de una simple chispa que, al igual que en este blog, iniciará un recorrido, luz por delante, siempre desde el calor y el mejor buen hacer que se pueda.

Comenzamos con la Invención del fuego….