Archivo de la etiqueta: TIC

Dinámica concienciación internet

Hay una asignatura en Primaria llamada Cultura Digital que busca, además del desarrollo de las competencias digitales, concienciar sobre el buen uso de las nuevas tecnologías y de internet.

Esta es una dinámica de grupo para una clase de Primaria en dicha asignatura, para ese objetivo de concienciación, aunque puede ser utilizada en otros áreas o niveles educativos.

Para comenzar la dinámica es importante entrar en ambiente, ponernos en situación, y por lo tanto lo que vamos a hacer es pedir a toda la clase es que cerremos los ojos.

Vamos a acudir a nuestro mundo interior, a nuestro yo interior porque vamos a reclamar algo de ahí dentro que tenemos que destacar primeramente, para después extraer.

Eso que queremos que los alumnos localicen, lo pediremos lo último. Vamos a pedir antes otras cosas para ahondar un poco, y no irnos a por lo primero que se nos ocurra, si no que vamos a buscar con tranquilidad en nuestro ser persona.

Esto es importante y forma parte de las caráctecrísticas de las dinámicas de grupo, tal y como explicaba en una entrada anterior, las cuales si las dominamos podremos crear y manejar bien estas actividades propias del Tiempo Libre, pero muy interesantes para la educación formal.

Entonces, vamos a hacer varias preguntas que cada alumno va a reflexionar con los ojos cerrados, tratando de visualizarlas.

Preguntas como por ejemplo: qué es lo primero que has hecho esta mañana, que hice ayer, cómo te has sentido, cuál es tu mayor virtud, qué es aquello que más te gusta, qué cosas no te gustan, qué te gusta en los demás, qué saben los demás de ti, cómo eres, cómo te defines, cuáles son tus cualidades y, dentro de esa forma de ser, qué cosas conocen los demás de ti.

Es entonces cuando empezamos a introducir lo que queremos pedir para esta dinámica de grupo.

Primero pedimos que ahonden y busquen algo que los demás no saben de uno mismo, qué cosas no saben los demás de ti.

Vamos a buscar esas cosas que nadie más sabe, o que a lo mejor solo saben algunas personas. Y aquí introducimos ya la palabra secreto, la cual seguiremos utilizando durante la dinámica en clase.

Vamos a hablar de un secreto que no sabe nadie, o que saben solo muy pocas personas, y que por tanto es algo que forma parte de nosotros, y nosotros tenemos el control sobre eso que nadie más sabe.

Continuamos explicando la dinámica:

Lo que vamos a hacer ahora es abrir los ojos y escribirlo en un trozo de papel, con mucho cuidado, tapando bien con los brazos para que nadie más lo vea.

Seguir leyendo Dinámica concienciación internet

Los blogs son tóxicos

No es casualidad el título, y quizás tampoco lo haya sido el conjunto de casualidades que me han llevado a la reflexión que en esta entrada reflejo.

Una de las primeras sucedía cuando escuchaba esta frase: “Los blogs son tóxicos”.

Venía a decir que en un blog no puede haber nada cierto, y que para obtener una fuente de información fiable, uno tenía que acudir a los periódicos.

(Como si los periódicos no hubieran tenido nunca que retractarse en más de una ocasión).

Otra venía un poco más adelante, cuando escuchaba la brillante aportación en relación a dónde acudir para adquirir recursos de cara a trabajar en el aula:

“¿Cómo vamos a ir a este u otro blog, que se mueven por modas?” Nos decían, en una formación para futuros docentes. “¿Cómo va a funcionar bien algo que uno pueda leer en un blog?”

Sin embargo, nos instaban, como futuros docentes, a acudir a las llamadas Actuaciones Educativas de Éxito, es decir: “aquellas actuaciones que siempre funcionan, porque están estudiadas”. (¿¡!?)

Cualquiera que trabaje en el ámbito de la educación sabe, o debe saber, que no existen actuaciones educativas de éxito, ni siquiera actuaciones que funcionen bien siempre, si o sí, en cualquier entorno.

Porque cada análisis de realidad es un mundo, y cada persona un universo, y lo que con este grupo me funciona, posiblemente no me dé buen resultado con aquel.

Pero aún más: cada persona, cada docente, o cada monitor, aplica las medidas, cada metodología desde su propia forma de ser.

Seguir leyendo Los blogs son tóxicos

Taller de fotografía

En esta misma semana, de campamento, he realizado un taller de fotografía muy interesante que comparto, principalmente las actividades, para quien le puedan servir.

He de decir que la parte teórica, que desarrollé rápidamente para partir de unos conceptos iniciales de cara a la práctica, no la voy a desarrollar en la entrada, tan solo la voy a mencionar. Tras una pequeña explicación de algunos de estos conceptos (pongo la gran mayoría que trabajamos, aunque dependiendo del grupo de participantes, podrás añadir más o menos), desarrollo las posibles actividades a realizar, que son el centro del taller.

CONCEPTOS DE FOTOGRAFÍA

La fotografía es luz, la cámara oscura, tipos de cámara.

Captación de la luz: Diafragma (y enfoque). Obturación (y movimiento).

Composición: Encuadre. Puntos y líneas. Peso visual (y color, rugosidad,….)

Leyes de la fotografía (dos tercios, tres tercios,….)

Tipos de planos (imagen fija: primero, segundo, tercero). Y posición de cámara (picado, contra, nadir, cenital).

ACTIVIDADES PARA REALIZAR EN UN TALLER DE FOTOGRAFÍA

El indio meditando: Con este nombre que tanta gracia le suele hacer a los niños, realmente vamos a jugar con la velocidad de obturación, y/o con el disparo en ráfaga de la cámara.
El ejercicio consiste en tratar de capturar al compañero paralizado en el aire, y una forma graciosa de hacerlo es saltando desde alto e intentando colocar una postura de meditación, con los pies cruzados como si estuvieses sentado en el suelo, las manos sobre las rodillas con el gesto de meditación, y los ojos cerrados. No es fácil, pero posible.
Si se logra capturar a la persona, sin que salga movida la imagen, da la sensación de que realmente se ha elevado mediante meditación.
Otras posibilidades es simular el vuelo en escoba voladora, con una escoba e, igualmente, mediante el salto, y coordinándonos muy bien con el fotógrafo.

Dibujando con luz: En este caso seguimos jugando con el obturador, y necesitaremos una cámara réflex (los móviles pueden hacer baja obturación, pero no todos logran una buena definición), una linterna y una habitación que pueda estar a oscuras.
Con el obturador en uno o dos segundos, o lo que fuera necesario, podemos hacer una foto en la que, durante todo ese tiempo, vamos a estar captando luz. Puesto que la habitación es oscura, en principio saldrá todo oscuro. Pero con la linterna podemos, frente a la cámara, escribir o dibujar algo, por lo que en la foto aparecerá después el trazo que hayamos realizado con la luz.

Destacando con tensión: Tal y como explicamos al inicio del taller de fotografía, la vista tenderá a irse a un punto dentro de la imagen, y seguir un movimiento natural que, si rompemos, crearemos tensión. Vamos a jugar pues con el movimiento de los ojos y con la tensión o equilibrio de la imagen, a partir de los elementos que provocan peso visual, tales como líneas, los ojos, puntos de fuga, colores,….
Por ejemplo, podemos poner en línea varias personas y una de estas estará de espaldas, o con gafas de sol. Vemos así la importancia de los ojos en cuanto a peso visual se refiere. O también podemos hacer fotos de un grupo de personas de blanco corriendo (para jugar con tres planos) persiguiendo a uno vestido de rojo, o viceversa, o situar al de rojo en un extremo y luego en otro, y analizar después qué sucede con cada una de estas imágenes.

El efecto hobbit: Famosas son las películas de El señor de los anillos, y famosos sus efectos especiales. Lo que no conoce mucha gente es que hay un efecto que es bastante asequible, y que podemos realizar con imagen fija.
Hablamos del juego de los tres planos, situando un elemento en tercer plano y otro en primer plano pero que, haciendo coincidir ambos, parezcan que están en el mismo plano, de tal manera que el que realmente está en el tercero parezca más chico de lo que es, o que el más cercano parezca más grande de lo que es.
En concreto en esta semana jugamos con unos neumáticos, dando la sensación de que eran casi rosquillas, o neumáticos de juguetes, al situarlos más lejos de lo que aparentan en la imagen, al hacer coincidir la mano de la persona en primer plano, con el neumático que está al fondo.
O también podemos coger a alguien con la palma de la mano, con los dedos, u otros efectos muy divertidos, tal y como hacen con la Torre de Pisa, pero siendo más originales.

Jugando con los espejos: Los espejos dan muchísimo juego. Por ejemplo, podemos buscar crear el infinito con dos espejos, o podemos reflejar un móvil que está haciendo una foto a un espejo, en un espejo.
También podemos sujetar, en un espacio simétrico como pueda ser un pasillo, o en un espacio más o menos uniforme de naturaleza, un espejo con nuestras manos, de tal forma que parezca que lo que el espejo refleja es en realidad la parte de atrás de la persona y, por lo tanto, de la sensación de que porta un objeto que le convierte en invisible.
O también podemos ponernos el espejo en la cara haciendo coincidir el mismo con la cara de otro compañero, buscando hacer una especie de cambio muy gracioso.

Photocall: No podía faltar esta palabra tan de moda, y podemos montar dos ideas, o un photocall propiamente dicho, es decir, un espacio con un fondo concreto, ambientado en algo o con algún texto, donde nos hagamos fotos frente al mismo, para que todas las imágenes salgan con el mismo fondo. También, como en los eventos y fiestas de hoy día, podemos tener disfraces junto al mismo.
O si contamos con algún programa que nos permita hacer un efecto de chroma key, podemos montar un espacio con tela verde u otra (vigilando sombras) en el cual hacernos fotografías que después editemos para cambiarles el fondo, y así poder visitar países extranjeros, otras épocas, conocer a famosos,….

Concurso de fotografía: Por último y, con todo lo visto, podemos proponer en un tiempo delimitado lograr la fotografía más bonita que logremos, con o sin temática. O en lugar de la más bonita, podemos buscar la más insólita, la más difícil de capturar (jugando con motivos en movimiento, o también sumando puntos si le haces una foto al otro equipo mientras concursa, sin que se den cuenta), o la más artística, o la que más tensión provoque,…. Cualquier posibilidad es buena. ¿Preparados para el desafío?

 

Comunicación como unión V

Dentro de las definiciones y características de la comunicación, nos hemos dejado atrás un concepto que creo de vital entendimiento para manejar este proceso de forma adecuada. De cara a la comunicación interna, hay que saber distinguir entre comunicación sincrónica y comunicación asincrónica.

En esta formación sobre el proceso de la comunicación como herramienta de unión, prestamos especial atención a estos conceptos asíncrono y de sincronía debido a que la comunicación interna actual en la mayoría de grupos sociales se ha desequilibrado hacia uno de los dos aspectos, quizás por desconocimiento o por uso incorrecto de las TIC, o por simple costumbre adquirida, pero no llegamos a diferenciar entre lo que es una comunicación rápida y directa, y una comunicación de respuesta postergada.

Hablamos pues de comunicación sincrónica como aquella que realizamos con un interlocutor que mantiene un ritmo socialmente lógico y aceptado de recepción – emisión, siendo ambos emisores y receptores, donde la comunicación fluye y se actualiza instantáneamente, permitiéndose así llegar más claramente a la idea transmitida.

El la comunicación sincrónica, el emisor constata en la retroalimentación que su mensaje ha llegado, se ha codificado, se ha generado una idea en el receptor y este ha generado una respuesta la cual emite instantáneamente.

Por otro lado, la comunicación asincrónica es aquella que se presenta de manera diferida: el emisor emite pero no recibe instantáneamente una respuesta, ni puede constatar hasta que esta se produzca que el receptor recibió el mensaje. Pero aun cuando sepa que lo ha recibido, no puede constatar instantáneamente que lo haya comprendido, o que haya generado una respuesta. Hay que recordar que todos estos términos son partes de un proceso complejo, aunque a veces los acometamos en cuestión de segundos.

Ampliando el temario, añadir los conceptos de comunicación sincrónica completa, formada por una comunicación verbal y no verbal (una conversación en persona), y comunicación sincrónica no completa, en la cual no interviene la comunicación no verbal (una conversación por teléfono).

Y los conceptos de comunicación asincrónica corta, cuando el tiempo de espera puede ser pequeño (un e-mail), y comunicación asincrónica larga, en la que los tiempos de espera de respuesta pueden ser grandes (una carta postal).

El problema surge, y de aquí la importancia de detenernos en estos aspectos durante la formación sobre comunicación, cuando tratamos una herramienta de comunicación asincrónica como es la que se da en las aplicaciones de mensajería instantánea de los móviles, como si de una comunicación sincrónica fuese. Pero no lo es.

Las aplicaciones de mensajería instantánea son comunicación asincrónica pues, por muy rápido que quieras responder, el emisor nunca obtiene un feedback de la calidad de una comunicación sincrónica real como es hablar con alguien en persona o por teléfono. Aunque puedas confirmar que le llegó a la otra persona, esto no te indica realmente si el receptor asimiló el mensaje, se formó una idea en la cabeza, y si ha generado o no una respuesta. Quizás tan solo lo vio, pero no avanzó en el proceso. Y aunque podamos contestar en cuestión de segundos, sería de cara a una única respuesta, y no a toda una conversación y, mucho menos, a todo un proceso.

Durante esta formación en comunicación interna debatíamos qué tipo de comunicación es este tipo de tecnologías, aceptando finalmente que sí habría una posibilidad de ser considerada sincrónica: solo en el caso de estar todos conectados y 100% atentos al discurso, a la conversación, sin atender a ningún otro estímulo.

Pero no, mayoritariamente este tipo de aplicaciones deben ser consideradas como comunicación asincrónica. Además de comunicación escrita y por lo tanto, se les debe dar un uso en base a ello:

  • Al ser asincrónica, no puedes exigir una pronta respuesta, y que esta haya sido generada con un nivel alto de comprensión-expresión.
  • Como decíamos, hay que distinguir entre ver, leer, comprender, generar una idea, formular una respuesta, responder. Si requieres un proceso más limpio, usa comunicación sincrónica.
  • Además, siendo texto escrito, tenemos que ser muy comprensibles si existen faltas de entendimiento del mensaje.
  • Y por supuesto, debe quedar bien claro: la entonación con la que tú lees no existe (es texto escrito), la estás añadiendo tú.

A veces, y sin saber siquiera la diferencia, utilizamos las aplicaciones de mensajería instantánea con fines informativos, que no comunicativos. En tales casos, no se espera una respuesta que, a fin de cuentas, desplaza de la línea de tiempo el mensaje inicial: para un mensaje como pueda ser “la reunión es a las 17.00 h.” no precisa mil mensajes seguidos de “vale”, “ok”, “llegaré un poco tarde”, “recibido”,….

Y siguiento también esta línea, un mensaje instantáneo principalmente informativo no requiere una respuesta comunicativa cortés al nivel de la comunicación sincrónica en persona. O dicho en otras palabras: un simple “ok” no debería ser descortés, no sería socialmente obligatorio poner un “oook” seguido de un emoticono de besito, y un corazón.

Pero claro, eso ya es terreno pantanoso que pertenece al ámbito de lo cultural, y no es de extrañar que con el tiempo haya que estudiar formas sociales del buen uso mediante mensajería instantánea.